Con base en el reporte más reciente de la Secretaría de Salud (SSa) suman 304 mil 435 casos y 35 mil 491 defunciones por Covid-19 en nuestro país. Con esto, México ya ocupa el cuarto lugar a nivel mundial con respecto al número de víctimas mortales. Pese a los esfuerzos que se han realizado, no se observa una disminución en la curva epidemiológica como prometieron las autoridades. Además se teme que el problema todavía se extienda durante varios meses e inclusive años.

Desde el inicio de la pandemia, una de las complicaciones fue la falta de equipo especializado. En diversas unidades médicas se realizaron manifestaciones en las que médicos y enfermeras denunciaron que no contaban con la protección adecuada para realizar sus labores.

Por lo anterior, se tuvo que recurrir a compras de equipo médico al extranjero, en especial a Estados Unidos y China. A la fecha suman más de 24 aeronaves que han llegado a nuestro país con insumos y maquinaria para la atención de pacientes Covid-19. Al mismo tiempo, también se han destinado recursos para la fabricación de piezas dentro de territorio nacional.

Ventiladores especializados hechos en México

De esta manera, el día de hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) presentó dos modelos de ventiladores fabricados en México. En ambos casos cuentan con el potencial de ser fabricados en serie, lo que permitirá costos menores a los que implicaría comprarlos en el extranjero. Además están destinados para ser enviados a las unidades hospitalarias que atienden a las personas infectadas con esta nueva cepa de coronavirus.

El primer modelo de ventilador lleva por nombre Ehécatl 4T y cuenta con una patente a cargo del Estado mexicano. Representa la primera ocasión en la que el gobierno federal obtiene una patente en un equipo de este tipo. Mientras que el segundo es Gätsi, realizado en conjunto con una empresa privada. Ambos comparten un alto grado de seguridad biomédica de calidad.

El titular de la SSa, Jorge Alcocer, agregó que la distribución de los ventiladores entre las unidades médicas que más lo requieren será inmediata. Con esto se confía en que todos los pacientes con Covid-19 recibirán la atención especializada que requieren al instante.

La directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, expuso que para la creación de los dos ventiladores se destinaron 259 millones 891 mil pesos. De momento se han construido 500 piezas de cada uno y se espera que sea el comienzo de una nueva industria a cargo del gobierno mexicano.

Con respecto a los nombres de los modelos, se explicó que Ehécatl 4T hace referencia al dios del viento en la mitología mexica. Por su parte, Gätsi significa suspiro en otomí.