Patrocinado por RB MJN

 
 
 
 
 
 
 
 
Los líderes médicos reconocidos, enseñan y practican la buena atención en la prestación de los servicios relacionados con la salud para el desarrollo profesional, cultural y social de la población. Basándose en los criterios de los procedimientos básicos de la atención médica, relativos a la prevención y diagnóstico de enfermedades y a su tratamiento, no se puede hacer una medición con estándares definitivos, en cada una cambian los parámetros.
 
La práctica de la medicina es un arte, y como tal no pueden dictarse estándares definitivos. En algunos aspectos de la práctica médica pueden aceptarse de manera general, sin embargo, cada médico desarrolla sus propios procedimientos y métodos. En esencia, para la descripción de los servicios de una atención médica buena, se utilizan los más ampliamente aceptados, en los que no tienen cabida los detalles técnicos, los cuales se deben consultar en fuentes apropiadas. Los conceptos de buena atención médica, se pueden formular de la siguiente manera:
  • ●  La práctica racional en la atención, es la que se limita y sustenta en las ciencias médicas. La medicina moderna no acepta ni da lugar a charlatanes, magos o curanderos. Todo sistema de prevención, diagnóstico y tratamiento debe fundamentarse en la observación racional.
  •  La buena atención médica hace énfasis en la prevención y debe estar presente en todas las ramas de la medicina. Prevención, diagnóstico y tratamiento están inseparablemente ligadas a la ciencia y al arte de la medicina y tienen como fin común la prevención y el sostenimiento de la salud
  • En la práctica, la buena atención médica exige un trabajo mancomunado entre la sociedad en general y los profesionales de la salud; la cooperación de los pacientes es fundamental para que la disponibilidad, eficiencia y excelencia de los médicos sea una realidad.
  • “Las enfermedades no son individuales, sino estados diversos de los individuos”[1] la buena atención médica trata al individuo en su ser integral y como miembro de una familia, que vive en un determinado ambiente. Todo esto interviene y son factores relativos importantes relacionados con su salud fisiológica, mental y emocional que deben tenerse en cuenta para el tratamiento de su enfermedad y más que eso, debe tenerse en cuenta para la prevención, diagnóstico y tratamiento.
  • En una buena atención médica se mantiene una relación personal cercana y constante entre médico y paciente. La naturaleza compleja del ser humano muestra que la constante relación entre cuerpo y mente y entre los individuos y el todo, determinan que la primera señal básica en la buena atención médica, consiste en la profunda cercanía con las costumbres y la personalidad del paciente.
  • La buena atención médica trabaja en coordinación con el trabajador social. Se debe tomar en cuenta el medio socioeconómico en el que vive el paciente; reconociendo la relación que existe entre pobreza y enfermedad. La medicina por sí misma no puede curar el desempleo ni disminuir la miseria, sin embargo, es mucho lo que se puede hacer en Colombia, si la medicina y las instituciones de asistencia social cooperan unidas, para mejorar el nivel de salud en los sectores más pobres de la sociedad.
  • En la buena atención médica todos los servicios de la medicina moderna se aplican en el cubrimiento de las necesidades de salud de todas las personas, sin distinción de clase social o racial. Independientemente del éxito que se pueda lograr en el tratamiento individual, la medicina no cumple convenientemente su función mientras ese mismo éxito no esté al alcance de todos los individuos.  

[1] Sir Clifford Albutt, citado por Sir George Newman.  

 

●  Material dirigido solo a profesionales de la salud.

●  Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano.

●  Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.

RB-M-16777