El futuro de la alimentación global: entrevista con la Dra. Rebeca López-García

503

El pasado 11 de octubre se llevó a cabo la ceremonia del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA) 2016 organizada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) y la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) para reconocer a los investigadores mexicanos que contribuyen al bienestar integral de las personas con proyectos innovadores en ciencia y tecnología de alimentos y bebidas.

En el marco de esta ceremonia, la Dra. Rebeca López-García, directora de Logre International Food Science Consulting Group, institución que ofrece consultoría en las áreas de inocuidad, toxicología y legislación alimentaria a agencias internacionales, habló sobre los retos de la ciencia y de la industria alimentaria a futuro.

En entrevista con Saludiario, la especialista, quien también ha trabajado como consultora para la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO), señaló la importancia de apoyar este tipo de eventos en nuestro país. “Es muy importante que estemos festejando 40 años de investigación en México en materia de alimentos. El futuro en cuestión de alimentación nos ofrece retos únicos y muy importantes”, comentó.

Indicó que en materia de alimentación, la ciencia y la tecnología de los alimentos deben trabajar unidas para atender los problemas que padece la humanidad en cuestión alimentaria.

“Si hablamos de la alimentación, la población mundial actualmente es de aproximadamente 7.35 mil millones de personas. Y si bien es cierto que la tasa de población ha disminuido de 1.24 por ciento a 1.18 por ciento anualmente en los últimos años, se estima que para el 2030 la población mundial será de 8. 5 mil millones de personas y para 2050 el reto de alimentación será aún más grande pues habrá que alimentar a más de 9.6 mil millones de personas en el mundo y esto sólo lo podrá resolver la ciencia y la tecnología de alimentos”, enfatizóLópez-García.

Explicó que eventos como el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos son de gran importancia para resolver el problema de la alimentación a nivel mundial.

“El premio me parece una excelente manera de estimular la ciencia y tecnología de alimentos. Me parece una maravillosa oportunidad de vinculación entre las empresas privadas, las academias y las autoridades científicas del país. Esta clase de eventos son muy importantes porque en el área de alimentos los principales problemas científicos vienen de la industria y solamente con innovación y con cooperación entre las diferentes instancias vamos a poder resolver los problemas de alimentación que existen en México y diferente partes del mundo”, resaltó la especialista.

La Dra. Rebeca López-García enfatizó que para poder resolver dicho problema, es necesario resolver algunos problemas vinculados a la alimentación de los mexicanos.

“Los problemas de salud pública que tiene México están muy vinculados a la alimentación de los mexicanos. Entonces, la industria de alimentos es económicamente muy importante en nuestro país y en ese sentido tenemos que colaborar entre la academia, la industria y las autoridades para desarrollar mejores productos que ayuden no sólo al aporte económico que tiene la industria sino también a resolver los problemas de salud pública”.

Sobre lo anterior, López-García señaló que en Mexico existe la firme creencia de que ciertos alimentos pueden ser muy dañinos para la salud de las personas, sin embargo puntualizó, que esta idea debe ser cambiada pues no es del todo cierta.

“Yo pienso que no hay alimentos buenos ni alimentos malos, lo que hay son malos hábitos de alimentación. En este sentido, creo que tenemos que hacer un esfuerzo de educación y comunicación para que la sociedad participe de una manera más responsable en el consumo de alimentos”.

Añadió que “es importante dar su lugar y su importancia a cada alimento. El problema no es consumir alimentos de comida rápida, el problema es cuando la gente los convierte en parte de su dieta diaria en porciones desmedidas que van de acuerdo con los estándares de salud. Una buena alimentación va más de la mano de la educación y de los buenos hábitos que cada persona pueda desarrollar”, finalizó.