Ayer, el mundo superó los 50 millones de casos detectados de coronavirus y de ellos, más de 1 millón 251 mil 981 han terminado en fallecidos. Detrás de esta cifra hay un sinfín de nombres y uno de ellos es el de Sergio Humberto Padilla Hernández, un joven enfermero mexicano de 28 años que murió por COVID19 aunque antes de fallecer grabó un mensaje despidiéndose de sus familiares y que ahora se ha hecho viral por la dureza del video.

Este enfermero tubo que ser intubado tras un par de horas de haber grabado el video y al poco falleció. En el video, se ve a este joven de 28 años tumbado en la cama del hospital con oxígenos despidiéndose de su familia y se ha convertido en un video con el que concienciar a la población de la gravedad del Coronavirus.

En todo momento se mostró esperanzado

Sergio Humberto Padilla Hernández expresa en el video las siguientes palabras: “Llegó la hora de la verdad. Voy a ser sometido de intubación endotraquial, quiero que, pase lo que pase, cual sea el pronóstico que Dios tenga para mí reservado, me recuerden siempre por lo que fui y por lo que soy porque voy a volver. No es un adiós”.

En el video se puede ver como este enfermero se muestra esperanzado y de sus palabras se desprende que nunca pensó que no volvería vivo de la operación y es por eso por lo que dice “vamos a salir adelante. Os volveré a ver, amigos y amigas. No es un adiós. Estoy seguro de que voy a volver en unos días, no más que me recupere y vamos a seguir adelante”.

Eso sí, las complicaciones por el Coronavirus hicieron que no saliera adelante durante la intubación endotraquial y a los pocos días de la intubación murió.

México es el cuarto país con más decesos acumulados

El Gobierno mexicano ha informado este domingo de un total de 95 mil 027 muertes y 967 mil 825 casos de COVID19 al sumar 219 fallecimientos y 5 mil 887 contagios en la última jornada en medio de un repunte de infecciones en nueve de los 32 estados del país.

Los estados que están presentando brotes son Durango, Coahuila, Chihuahua y Zacatecas, en el norte del país, así como Ciudad de México, Aguascalientes y Querétaro en el centro, tal y como ha informado José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSa).

Con dichos datos, México se ha convertido ya en el cuarto país con más decesos acumulados y el décimo con mayor número de contagios, según la Universidad Johns Hopkns y las estadísticas también muestran que la tasa de mortalidad de México es cercana al 10 por ciento, lo que significa que fallece una de cada 10 personas diagnosticadas con la nueva enfermedad y esto es una de las tasas más altas a nivel mundial.