¿Ellos también? Gatos pueden contraer COVID-19 por dormir en la cama de su dueño

Estudios anteriores han demostrado que los gatos y los perros pueden contraer COVID-19 de sus dueños. Pero no estaba claro su susceptibilidad.

184

Una nueva investigación presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID), que se realizó en línea este año, sugiere que las personas con COVID-19 lo transmiten con frecuencia a sus mascotas. Los gatos que duermen en la cama de su dueño parecen tener un riesgo particular de infección.

Nuestras mascotas también pueden tener COVID-19

Estudios anteriores han demostrado que los gatos y los perros pueden contraer COVID-19 de sus dueños. Pero no estaba claro qué tan susceptibles eran y qué, si acaso, aumentaba sus probabilidades de infectarse. Responder a estas preguntas es importante tanto desde el punto de vista de la salud pública como de la salud animal.

Para obtener más información, Dorothee Bienzle, profesora de patología veterinaria en la Universidad de Guelph, Ontario, Canadá, y sus colegas estudiaron gatos y perros de personas que habían tenido COVID-19.

Sobre el estudio

Los animales, 48 gatos y 54 perros de 77 hogares, fueron evaluados para detectar anticuerpos contra COVID-19, un signo de infección pasada. Se encuestó a sus dueños sobre cómo interactuaban con sus mascotas, incluso si las acariciaban y besaban y les permitían sentarse en su regazo o dormir en su cama. También se les preguntó si permitían que su mascota los besara o lamiera en la cara y cuánto tiempo pasaban con su mascota cada día.

Otras preguntas incluyeron si su mascota se había enfermado en el momento en que tuvo COVID-19 y qué tipo de síntomas tenía el animal.

Hubo callejeros…

También se analizaron 75 perros y gatos que vivían en un refugio de animales y 75 gatos callejeros que habían sido atendidos en una clínica veterinaria de bajo costo para detectar anticuerpos.

RESULTADOS

El 67% (32/48) de los gatos con propiedad y el 43% (23/54) de los perros con propiedad dieron positivo en anticuerpos, lo que demuestra que habían tenido COVID-19. Esto se compara con solo el 9% (7/75) de los perros y gatos del refugio de animales y el 3% (2/75) de los gatos callejeros.

El 20% (11/54) de los perros presentaban síntomas, principalmente falta de energía y pérdida de apetito. Algunos animales tenían tos o diarrea, sin embargo, todos los síntomas fueron leves y desaparecieron rápidamente.

El 27% (13/48) de los gatos tenían síntomas, con secreción nasal y dificultad para respirar, los signos más comunes de COVID-19. Aunque la mayoría de los casos fueron leves, tres fueron graves.

¿Mayor riesgo de infección?

La cantidad de tiempo que un dueño pasó con su perro y el tipo de contacto que tuvo con él no afectó la posibilidad de que el animal se infectará

Sin embargo, los gatos que pasaban más tiempo con sus dueños parecían tener un mayor riesgo de infección. Y los gatos que dormían en la cama de su dueño tenían más probabilidades de tener COVID-19.

Así se infectan

Los autores del estudio dicen que la biología de los gatos, incluidos sus receptores virales, los “bloqueos” que el virus abre para entrar en las células, los hace más susceptibles al COVID-19 que los perros. Los gatos también son más propensos a dormir cerca de la cara de su dueño que los perros, lo que aumenta su exposición a cualquier infección.

Añaden que la mayor tasa de infección en los animales con dueños que en los del refugio y los vagabundos, junto con los resultados de estudios genéticos previos, significa que la vía de transmisión más probable es de persona a mascota, y no al revés.

Si tienes COVID-19, aléjate de tu mascota

El profesor Bienzle concluye: “Si alguien tiene COVID-19, hay una probabilidad sorprendentemente alta de que se lo transmita a su mascota. Los gatos, especialmente aquellos que duermen en la cama de su dueño, parecen ser particularmente vulnerables. Entonces, si tienes COVID- 19, le aconsejo que se mantenga alejado de su mascota y que no entre en su dormitorio.

“También recomendaría que mantenga a su mascota alejada de otras personas y mascotas. Si bien la evidencia de que las mascotas pueden transmitir el virus a otras mascotas es limitada, no se puede excluir. De manera similar, aunque no se ha demostrado que las mascotas transmitir el virus a las personas, no se puede descartar por completo la posibilidad”.

Notas relacionadas:

Pacientes recuperados de COVID-19, con mayor riesgo a HONGO NEGRO

ALERTA: Detectan en Veracruz casos de variante Delta de COVID-19

¡Ya está aquí! La 3 ola de COVID-19 está llegando a México de manera…