Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia del país han comenzado diversos cambios. Con la promesa de que se logrará una transformación real y no simulada, existen muchas esperanzas en el nuevo gobierno. A su vez, desde un inicio el político ha señalado que la salud será una de sus prioridades.

Por lo anterior, una de sus primeras acciones fue la presentación del Plan Nacional de Salud. Bastante ambicioso, el objetivo principal es que dentro de dos años se unifique la salud pública en el país. Su implementación será paulatina y una de las primeras entidades en que se aplicará será Veracruz.

Al respecto, Roberto Ramos Alor, titular de la Secretaría de Salud de Veracruz (SSV), se mostró confiado en los que cambios que se lograrán. Pese a que lleva poco más de un mes en el cargo, señaló que se evitará cometer errores de administraciones pasadas.

En la administración estatal anterior se privilegiaron los negocios por encima de la salud de los veracruzanos. Eso provocó una construcción desordenada y mal planeada de hospitales y el abandono de espacios de salud fundamentales. Aunado a esto, el desvío de recursos y los actos de corrupción dejaron a la dependencia en un estado crítico.

Por su parte, el funcionario afirmó que planea rehabilitar 711 unidades básicas de atención médica que existen en la entidad.

Mejores condiciones de trabajo para médicos y enfermeras

Otro punto muy importante es que se revisará detenidamente la nómina para expulsar a los aviadores. De igual forma, explicó que se mejorarán las condiciones de trabajo de todos los profesionales de la salud en Veracruz.

Aunque resulta imposible otorgarle base a todos los trabajadores, se buscará darles garantías laborales a aquellos que llevan años esperando un espacio fijo en esta institución.

Taboola