En Europa y las Américas se comercializan versiones ilícitas de fármaco que trata leucemia

Aparentemente el fármaco pirata, en lugar de utilizar el principio activo Ponatinib Hydrochloride, solamente contiene una dosis diluida de paracetamol

215

No es raro que existan medicamentos pirata en el sector salud. Solamente en México, las autoridades sanitarias constantemente denuncian más de un fármaco de procedencia ilegal. Estos incidentes son importantes, no solo por el impacto económico en el comercio legítimo. Además, pueden poner en riesgo significativo a los pacientes, sin importar la gravedad de su condición.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta internacional. En un comunicado, la institución advirtió sobre un falso fármaco para tratar la leucemia. Se trata de versiones ilícitas del medicamento ICLUSIG en sus presentaciones de 15 y 45 miligramos. En lugar de tener la sustancia activa Ponatinib Hydrochloride, solo contiene paracetamol.

Europa y las Américas, en riesgo por fármaco ilegal

De acuerdo con el comunicado de la OMS, únicamente 2 lotes han generado alerta. En análisis de laboratorio, se confirmó que el fármaco no tenía la fórmula adecuada para tratar leucemia. La Organización aseguró que la versión legítima de ICLUSIG es comercializada por Takeda e Incyte. Pero se confirmó que ninguno de los laboratorios fabricó los medicamentos en cuestión.

La tabla anterior, elaborada por la OMS, contiene los datos de los productos ilícitos. El número de lote no corresponde a ningún fármaco manufacturado por Takeda o Incyte. Asimismo, tampoco fueron suministrados directamente por ninguna de las compañías. Se desconoce hasta el momento quién o qué organización está detrás de este engaño internacional. Presuntamente, las medicinas están en circulación en Europa, América Latina y Norteamérica, incluyendo sitios web.

Fueron las autoridades de Suiza las que por primera vez detectaron el fármaco ilegal. De acuerdo con la OMS, el país les informó del percance el pasado 15 de enero. Aparentemente, un mayorista local compró múltiples cajas del lote de 15 miligramos. Al corroborar su legitimidad con el propietario de la licencia de comercialización, se confirmó que se trataba de una falsificación.

La OMS ha pedido a las autoridades sanitarias de las regiones afectadas aumentar la vigilancia en sus respectivos países. Solicitó especial cuidado en hospitales, clínicas, centros de salud, mayoristas y otros proveedores médicos. Asimismo, pidió no consumir el producto bajo ninguna circunstancia. Reafirmó la necesidad de adquirir cualquier fármaco de fuentes auténticas y fiables.