La Medicina alternativa ha existido desde tiempos antiguos como una opción de curación. En la época antigua, ante la ausencia de otras opciones, la única manera de enfrentar las enfermedades y malestares era mediante remedios naturales. A través del consumo de plantas se crearon métodos de sanación que permanecen hasta nuestros días. A la fecha se trata de un tema que causa controversia porque así como existen defensores e impulsores de esta modalidad, también hay muchos detractores.

De cierta manera, emplear la medicina alternativa contra malestares menores podría no representar un problema. Pero el mayor inconveniente es cuando se pretende curar enfermedades de gran magnitud con métodos que carecen de una base científica. Lo que se consigue es la exposición del paciente a graves daños que pueden ser derivar en consecuencias mortales.

¿Funciona la medicina alternativa contra la Covid-19?

Pese a lo anterior, en meses previos la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avalado la medicina alternativa contra la Covid-19. De hecho, aprobó el protocolo de ensayos clínicos fase 3 de la fitoterapia como tratamiento contra la Covid-19. Con esto se busca analiza su efectividad contra la enfermedad y si realmente ayuda a los pacientes infectados.

Dicho método se describe como el uso de productos de origen vegetal para la prevención, curación y alivio de una amplia variedad de síntomas y enfermedades. Es bastante recurrente entre la población de África.

Opción natural y fabricada en México

Pero ahora el tema ha cobrado relevancia en nuestro país debido a que la senadora de Baja California, Lucía Trasviña Waldenrath, ha organizado un foro virtual sobre opciones alternativas de tratamiento contra la Covid-19.

El encuentro tendrá como eje central el análisis y discusión de Hydrotene, un tratamiento alternativo descrito como una posible solución para pacientes infectados. El producto tiene dentro de sus principales impulsores al investigador Jaime Maussan, quien durante décadas se ha enfocado en fenómenos paranormales.

Esta opción que es comercializada por Biotiquin es descrita como “un complejo compuesto de nutrición antioxidante que tiene propiedades que ayudan a tratar la Covid-19”. Inclusive el propio Maussan ha protagonizado videos desde antes del inicio de la actual pandemia en donde anuncia y recomienda el producto.

Desde entonces, el foro titulado “Hydrotene: estrategias y alternativas de tratamiento contra el COVID-19” ha sido objetivo tanto de burlas como críticas. Ante un problema de salud tan serio se ha puesto en duda que en espacios oficiales y con presupuesto público se realicen este tipo de eventos. Mientras tanto, existen hospitales en donde los médicos que realmente batallan contra esta nueva cepa de coronavirus deben enfrentarla sin apoyo y con recursos mínimos.

¿Y tú qué opinas de este tipo de eventos en donde se ofrece la medicina alternativa como una solución contra la Covid-19?