Hace tan solo unas horas, la Cámara de los Diputados aprobó una reforma impulsada por Morena para permitir que el gobierno federal puede utilizar hasta 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar. Este cambio es rechazado por los partidos de oposición y algunos activistas bajo el argumento de que no habrá garantía de que los recursos sean usados para la salud.

Esta iniciativa se dio en medio del proceso para aprobar el Paquete Económico 2021 y se presume que será discutido lo más pronto posible. Este paquete se creó el año pasado con la reforma de salud que dio origen al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Los recursos están destinados para atender enfermedades que generan gastos catastróficos en las familias y sustituye al Seguro Popular, el cual fue desaparecido por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador al ser considerado corrupto.

40 mil millones de pesos se transfirieron al nuevo Insabi

En noviembre pasado, cuando se reformó la Ley General de Salud, se aprobó que la menos 40 mil millones de pesos del extinto Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos se transfirieran para el nuevo Insabi y a estos se sumarían los 33 mil millones.

Según la Secretaría de Hacienda, el fondo que antes llevaba por nombre Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, hasta finales de junio, que tenía un saldo de 101,161.7 millones y de esta cantidad se quiere disponer un parte para la compra de la vacuna contra la COVID19.

Esta iniciativa quiere que cuando el fondo acumule el doble de los recursos aprobados en el presupuesto de Egresos del ejercicio fiscal 2020, el sobrante se puede destinar al reíntegro de la Tesorería de la Federación (Tesofe) y esto para fortalecer acciones a la salud. Según el documento presentado por el diputado Iván Arturo Pérez Negrón, estos recursos seguirán garantizando la atención de necesidades de infraestructura, así como el abasto y distribución de medicamentos, entre otras cosas.

La oposición en contra de la iniciativa

Por su parte, los Diputados del Movimiento Ciudadano (MC), Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), advirtieron que votarían en contra de la iniciativa, ya que temen que el gobierno se quieran llevar estos recursos para otros propósitos y esto debido a que, al transferirse a la Tesofe, no se puede garantizar su uso para la salud.

Asimismo, según se dio a conocer al diario La Jornada, activistas de organizaciones que luchan contra el VIH/sida solicitaron por medio de una carta dirigida al Senado de la República que no se apruebe la reforma. Estas agregaron que hoy en día, a pesar de que las personas con VIH/sida reciben tratamientos antirretrovirales, ellos no tienen atención integral y carecen de acceso a servicios para la atención de comorbilidades.