La actual pandemia ha provocado múltiples efectos y uno de ellos es la reducción de pacientes que acuden a hospitales. En la mayoría de los casos es debido a la creencia de que se pueden infectar dentro de las unidades médicas. Como resultado, la mayoría de los consultorios se han visto afectados. Además se mantiene una tendencia en ascenso de malas prácticas como la automedicación o recurrir a Dr. Google.

A su vez, en fechas recientes también ha existido un auge con respecto a las videoconsultas médicas. Aunque es un servicio que ha estado presente durante al menos dos décadas, hoy vive su mejor momento por las condiciones actuales. Tanto al personal sanitario como a los pacientes les permite poder entablar una atención a distancia y sin riesgos de contagio.

En ese sentido, un tema que se ha discutido por los profesionales de la salud es que no existe una regulación con respecto a esta modalidad. En 2015 se presentó el Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-036-SSA3-2015 acerca de la atención médica a distancia. En el documento se estipulan las características y requisitos que deben cumplir los doctores para poder ofrecer este servicio. Pero en marzo de 2018 este proyecto fue cancelado y por lo tanto no existe un protocolo oficial a seguir en nuestro país.

De cualquier forma, vale la pena revisar lo que mencionaba la propuesta para llevar a cabo una correcta videoconsulta médica. La parte más interesante es la referente al equipo profesional que se recomienda.

Equipamiento médico mínimo para proporcionar la atención médica a distancia

  • Cámara de examen general.
  • Unidad portátil para ultrasonografía doppler color.
  • Electrocardiógrafo multicanal con interpretación.
  • Estetoscopio digital.
  • Analizador portátil de química clínica.

Equipos médicos opcionales

  • Dermatoscopio.
  • Cámara digital no midriática para fondo de ojo.
  • Laringoscopio digital.
  • Monitor de signos vitales.
  • Espirómetro digital.
  • Oftalmoscopio digital.
  • Oxímetro de pulso.
  • Colposcopio con sistema de video.
  • Digitalizador de placas radiográficas.
  • Sistema de digitalización de laminillas para patología.

Recomendaciones al momento de realizar la atención

  • La cámara de video debe tener la posibilidad de cubrir en su totalidad la imagen del paciente en la mesa de exploración.
  • Debe estar colocada en un lugar donde evite que en la imagen aparezcan personajes ajenos a la consulta.
  • El campo visual debe estar libre de objetos que interfieran con la imagen del paciente.
  • Los monitores, se deben colocar donde permita el libre tránsito.
  • Evitar tener línea de vista desde la puerta del consultorio.
  • Debe tener visibilidad desde la ubicación del paciente de manera natural y no sobrepasar los 30° con respecto a la horizontal tanto hacia arriba como hacia abajo.
  • Micrófonos de ambiente, deben ubicarse en el escritorio del médico o bien sujetados en un punto medio del techo del teleconsultorio donde se pueda captar la voz del paciente y del médico.
  • Las bocinas deben estar situarlas lo más cercano al monitor.
  • Deben estar colocadas de modo que no obstaculicen la línea de vista hacia el monitor.
  • Encender de manera simultánea con los equipos de transmisión y evitar utilizar amplificadores separados.
  • El equipo de cómputo, debe ubicarse para trabajar de manera ergonómica.
  • El monitor debe coincidir en la misma dirección que la pantalla del sistema de videoconferencia en el caso de la unidad interconsultante.
  • Los dispositivos de comunicación, deben ubicarse en el lugar destinado para su operación a fin de no interrumpir la interconsulta.
  • Los equipos médicos deben ubicarse cerca de la mesa de exploración sin interferir con el movimiento habitual del personal, contando con las conexiones requeridas.
  • Contar con el espacio necesario para manipular los equipos.