A la fecha la vacuna se ha consolidado como la mejor opción de protección contra la Covid-19 y conseguir un eventual regreso a las actividades cotidianas. Aunque no evita los contagios sí reduce casi en su totalidad el riesgo a etapas avanzadas de la enfermedad y hospitalizaciones. Por eso es que se requiere con urgencia su aplicación en todo el mundo. Mientras más personas cuenten con la inmunización se logrará una disminución en el número de víctimas mortales.

Por su parte, cada vez se cuenta con más opciones de vacunas en todo el mundo. Hasta ahora ya son poco más de una decena las que concluyeron con éxito las etapas de ensayos clínicos y ahora se aplican en la población. Mientras que hay más de un centenar en distintas etapas de desarrollo y muy pronto podrían ser una realidad.

Dentro de la lista actual la que más ha destacado es la vacuna de Pfizer y BioNTech. Fue la primera en obtener la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para comenzar su aplicación en el planeta.

La mayor polémica de la vacuna de Pfizer

A la fecha es de la que se han aplicado más dosis y cuenta con mayor presencia en el mundo. En parte es por su eficacia del 95 por ciento y porque es la que ha causado menos problemas. Aunque hasta ahora sí hay un evento trágico en el se vio envuelta y provocó ciertas dudas.

Fue a inicios de enero cuando te informamos del caso del ginecólogo Gregory Michael, quien recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer en Estados Unidos. En su momento lo único que indicó fue un ligero dolor en el brazo pero no hubo otro tipo de molestias. El inconveniente es que unos días después falleció de forma intempestiva. Apenas tenía 56 años y sus familiares lo describen como una persona sana y sin problemas de alergias.

En primera instancia se dijo que murió de Púrpura Trombocitopénica Idiopática (PTI), una enfermedad rara de muy baja incidencia que le provocó la destrucción total de sus plaquetas sanguíneas. Mientras que su esposa acusó de manera directa a la farmacéutica de este terrible incidente.

La verdadera causa de la muerte

Después de una larga investigación finalmente el día de hoy ha sido publicado una investigación que incluye las observaciones de médicos forenses. Como lo relata el New York Post, no hay evidencia suficiente para señalar que el biológico haya sido el responsable o tenga una relación directa con el deceso.

En cambio, lo que concluye el trabajo realizado de forma conjunta por el Departamento de Salud de Florida y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) es que falleció por causas naturales.

A partir de lo anterior se busca terminar con la especulación en torno a posibles efectos secundarios mortales que causaría la vacuna de Pfizer. Con base en la evidencia científica no hay riesgo de que una situación de ese tipo se presente.