Estados Unidos empieza su plan de vacunación contra el coronavirus

177

En Estados Unidos, los camiones refrigerados de los operadores logísticos Fedex, UPS y Boyle han empezado a abandonar la planta de Pfizer en Portage (Michigan) con los primeros arcones ultrafríos en lo que deben ser transportados los viales a unos 600 puntos de vacunación establecidos por todo el país, con ayuda de las Fuerzas Armadas y los estados. Esto es lo que supone el punto de partida de la vacunación en Estados Unidos.

En esta primera jornada se van a distribuir en torno a 6,4 millones de dosis aunque se administrarán solo unas 2,9 millones durante la próxima semana, mientras que el resto se va a reservar para la obligada segunda inoculación que se debe administrar tres semanas después para obtener el 95% de efectividad registrado durante las pruebas.

El objetivo es que entre 75-80% de población sea vacunada

Así, la jornada de hoy marca el inicio de una operación de vacunación histórica que pondrá a prueba a una red de abastecimiento médico extremadamente compleja que requiere transporte por carretera y aéreo, almacenamiento en aeropuertos y hospitales, así como una producción médica al máximo de capacidad y garantías.

El jefe médico de la Operación Warp Speed (OWS), Moncef Slaoui ha dicho este domingo en una entrevista con Fox News que su objetivo es que entre el 75 y el 80 por ciento de la población de Estados Unidos sea vacunada para garantizar inmunidad de grupo y que ese nivel debería alcanzarse entre mayo y junio, par lo que es clave despejar las dudas de parte de la población sobre la inyección.

El Ejército ha destinado más de 10 mil millones de dólares al desarrollo de vacunas

Será esta semana cuando se pondrá a prueba esta plan, que lleva preparándose desde hace no más de 10 meses por parte de científicos de Pfizer y BioNTech, Astrazeneca, Moderna y la Universidad de Oxford o Johnson & Johnson comenzarán a desarrollar una vacuna contra el desconocido SARS-CoV-2.

Este sábado, el general del Ejército Gus Perna, responsable de la OWS, que ha destinado más de 10 mil millones de dólares solo al desarrollo de vacunas y que puede acabar siendo el único éxito del presidente Donald Trump en respuesta a la pandemia comparó este momento al desembarco aliado en Normandía, expresando: “Es el Día D. Como en la II Guerra Mundial, este es el principio del fin de la pandemia”, aseguró el general, uniformado y con un tono marcial que parecía dirigido a infundir miedo en el enemigo coronavirus. “Sabemos que frente a nosotros ahí un camino que será arduo”.