Una de las máximas recomendaciones que han hecho las autoridades sanitarias durante el último año ha sido evitar salir del hogar. A la fecha millones de personas realizan sus actividades profesionales y académicas a distancia. Es una de las formas más efectivas que existen para evitar exposiciones que puedan derivar en contagios de Covid-19. Aunque la realidad es que cada vez existe un mayor flujo de personas por las calles y más por la cercanía del período vacacional por Semana Santa. Ante esta situación la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dio a conocer los resultados de una revisión obligatoria.

De manera anual se hace una revisión de la calidad del agua de todas las playas de México. De esta forma se identifican las que son seguras y las que concentran altas cantidades de contaminantes. El objetivo es informar a la población sobre los lugares que son seguros y los que conviene evitar.

En ese sentido, la Cofepris informa que, en este primer periodo 2021, el análisis de laboratorio realizado con agua de mar de 265 playas en 70 destinos turísticos de los 17 estados costeros arrojó como resultado que 98.11 por ciento de estas playas pueden ser clasificadas como APTAS. Esto es gracias a que cumplen con los niveles de seguridad de enterococos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En coordinación con las autoridades estatales de Salud y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública se realizó la toma de muestras de agua de mar durante las semanas previas al actual periodo vacacional, con el propósito de analizar si una playa representa o no un riesgo para la salud.

Las playas que son un riesgo para la salud

De todas las revisadas se determinó que 260 playas cumplen con los requisitos de tener 200 o menos enterococos por 100 mililitros de agua. Mientras que hay cinco que rebasaron los límites establecidos de 200 NPM/100 mL de enterococos. Por lo tanto son lugares considerados como Playas NO APTAS para uso recreativo y se trata de las siguientes.

  • Los Muertos – Jalisco
  • Cuale de Puerto Vallarta – Jalisco
  • Rosarito – Baja California
  • Tijuana I – Baja California
  • Hermosa – Baja California

Este nivel de consideración de playas APTAS/NO APTAS, utilizado por las instituciones para establecer si una playa implica o no un riesgo sanitario, se constituye de conformidad con los lineamientos de la OMS, que es de 200 enterococos por 100 mililitros de agua.

La información detallada de los niveles que reporta cada playa puede ser consultada en la página electrónica de la Cofepris, así como en la plataforma digital construida de forma conjunta por la Cofepris y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en el siguiente enlace.

Las playas que no pudieron ser revisadas

Así mismo, se destaca que seis playas no pudieron ser muestreadas por personal técnico debido a estar cerradas por las medidas tomadas contra la Covid-19. En Veracruz: Playa Tumbao en Veracruz, Veracruz, en uno de sus puntos (Tumbao II). En Campeche, en el municipio de Champotón: las playas San Lorenzo, playa Bonita, playa Sombreron y playa Payuca. Y en Ciudad del Carmen: playa Isla Arena en Kalkini y playa Puerto Real.

Esta tarea de revisión forma parte del Programa Vigilancia de Agua de Mar para Uso Recreativo con Contacto Primario y permitió monitorear la bacteria Enterococcus faecalis para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar, toda vez que esta es resistente a condiciones adversas y por sus características puede desarrollarse en un ambiente con 6.5 por ciento de cloruro de sodio, pH de 9.6 y entre 10 y 45 grados Centígrados.

La calidad de agua en los centros turísticos es un factor primordial para garantizar la protección de la salud de las y los visitantes que entran en contacto, por lo que la autoridad sanitaria realiza estas pruebas desde 2003 con un enfoque preventivo.