Cuando se habla de salud jamás se trata de gastos sino de inversión. No existe nada más valioso que la integridad propia y por eso vale la pena destinar todo lo que sea necesario para su cuidado. Aunque existen algunas enfermedades hereditarias, la mayoría se pueden prevenir con sencillos cambios en el estilo de vida. Eso permite evitar algunas de alta mortalidad como la diabetes. Mientras que una detección y tratamiento oportuno son ideales porque permiten evitar que los problemas avancen en intensidad y peligrosidad.

Las enfermedades tienen su precio que se puede calcular en pesos. Mientras más avanzada sea la etapa en la que se encuentre será mayor. Además también se requiere la compra de medicamentos, estudios y recibir tratamientos especiales. Mientras que más allá del aspecto monetario se encuentra el dolor y sufrimiento del paciente y sus familiares.

¿Cuánto cuesta tener cáncer, diabetes o Covid-19?

Cuando se trata de padecimientos mortales como los tumores, las aseguradoras calculan que en México puede costar desde 245 mil pesos hasta más de 825 mil. Depende del tipo y la etapa de la enfermedad. Por su parte, la American Cancer Society (ACS) previene sobre los gastos que deberá afrontar una persona diagnosticada. Entre algunos de estos están: consultas con especialistas, pruebas de laboratorio, procedimientos para diagnóstico, estudios por imágenes, tratamientos, medicinas, estadías en el hospital, servicios de rehabilitación, cuidados en el hogar y costo de transporte.

Mientras que en el caso de la diabetes, una de las enfermedades crónicas más comunes en el país, es distinto. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 afecta a más de 8.6 millones de mexicanos y puede representar un gasto anual de 24 mil pesos para quien la padece si se trata en instituciones de gobierno y 90 mil pesos anuales si se atiende con un particular.

En tanto que acerca de la Covid-19, el costo promedio de hospitalización asciende a 430 mil pesos. De hecho la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) la considera dentro de las 10 catástrofes más costosas en la actualidad. El precio de tener esta infección depende de la gravedad del paciente y la institución en la que se atienda. Aunque si se requiere de cuidados intensivos el costo puede alcanzar el millón de pesos.

Mientras que lo más sencillo que se puede hacer es prevenir este tipo de situaciones. El ejercicio frecuente, la alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable reducen el riesgo de padecer cáncer y enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y padecimientos cardiovasculares. En el caso de la Covid-19, seguir las medidas recomendadas por los especialistas, como guardar sana distancia, usar cubrebocas, lavarse las manos frecuentemente, desinfectar superficies y evitar lugares concurridos y mal ventilados, disminuyen el riesgo de contagio.

Sumado a todo lo anterior, también es indispensable fomentar el hábito de las revisiones médicas periódicas. De esta forma se pueden identificar los problemas desde sus primeras manifestaciones para atacarlos y evitar futuras complicaciones. Precisamente eso es algo que debes transmitir a tus pacientes porque ellos serán los principales beneficiados.