Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

La tecnología ha llegado para quedarse y son numerosos los sectores en los que el uso de la tecnología ayuda (y mucho) a que se pueda tener una mejor relación con los clientes. Tal es el caso del sector médico en el que una herramienta como el email o correo electrónico puede ayudar mucho a que el profesional médico se comunique de forma eficaz con sus pacientes.

Incluso el Comité Permanente de Médicos Europeos (CPME), ha declarado el correo electrónico como una forma de telemedicina y, por ello, se destaca la importancia de establecer un marco regulador en el ejercicio de lo que se puede considerar una actividad esencial.

Si hay un momento en el que el correo electrónico se esté usando más que nunca es ahora debido a la pandemia provocada por la COVID19, que ha hecho que la telemedicina se use cada vez más.

En Internet, el servicio de mail es el segundo más usado después de la World Wide Web, así que es primordial que tanto los profesionales de la salud como los pacientes hagan un buen uso de esta herramienta. Pero, ¿cómo hacerlo de forma eficaz? A continuación te lo contamos.

Usos que le da el paciente

Debes tener en cuenta el uso que le da el mail a la hora de comunicarse con el médico o profesional sanitario. Son, básicamente, dos las formas que tienen de hacerlo: para hacerte consultas sobre salud (sin existir visitas previas) y como forma de consulta virtual, en el caso de que paciente y médico ya se conozcan previamente.

Segmentación de pacientes

Si quieres que tus correos electrónicos sean eficaces, lo más obvio es no enviar a todos tus pacientes el mismo mensaje. Es decir, puedes segmentar a tus pacientes a la hora de enviar mails en base a algunos criterios como la recencia (tiempo transcurrido desde la última vez que el paciente te visitó); frecuencia (tratamiento o consulta realizada en un período de tiempo) y el monto (importe gastado).

Simplificar

Otra clave para triunfar con los correos electrónicos para tus clientes, es que la simplicidad será tu mejor arma. Es decir, en un mail no hay mucho espacio para alargar el contenido y si no vas al grano, no vas a poder conseguir llamar la atención del lector. Debes, por tanto, simplificar tu redacción, emplear más tiempo en escribir contenido relacionado con dónde se encuentra tu paciente en relación a tu negocio y añadir simples llamados de atención.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica