Médicos dejan la bata en el consultorio para ponerse la camiseta nacional de futbol

443

Existe un grupo de médicos que deja la bata en el consultorio por uno momento para unirse al Tri de la salud.

Se trata del Equipo Mexicano de Futbol de Médicos, un grupo de profesionales de la salud cuya pasión por balompié ha hecho que acudan a dos citas mundialistas.

Su goleador, Enrique Martínez Gutiérrez, “Doctor House”, es uno de los jugadores fundadores. También se encuentra Guillermo AtilanoEl DiazepamGutiérrez, guardameta del equipo, con cuatro años defendiendo el marco nacional. “Hace siete años surgió la idea de reunir a un grupo de médicos con una gran pasión por el futbol”, dice Atilano.

Actualmente el equipo se encuentra en etapa de preparación para disputar su tercera participación en el Mundial que se jugará en Austria, el próximo mes de julio. La justa deportiva contará con la participación de 26 países.

“Algunos de los requisitos para participar es que además de ser un médico titulado se tiene que ser mayor de 25 años. Esto es la primera categoría, pues existe otra en la que el médico tiene que ser mayor de 45 años”, explicó Enrique Martínez Gutiérrez, que cuando no se encuentra trabajando como médico internista, se encuentra defendiendo los colores de la selección nacional de futbol de médicos. “Para el mundial necesitaremos garra, mucha concentración y mucha disciplina”.

El plantel está conformado por 60 médicos, pero sólo 25 viajarán al Mundial de Futbol de Austria. “Los médicos que participan tienen el recurso económico para hacerlo porque nadie nos financia, nosotros solos pagamos nuestros gastos. La única regla es que no sean cachirulos, los jugadores deben ser médicos y si existen dudas sobre su especialidad, acudimos al hospital o al lugar donde trabajen para que otros médicos ratifiquen que son doctores de verdad”, mencionó Enrique Martínez.

El único miembro del equipo que no es médico es Mario Carbajal, el entrenador, quien lleva tres años al frente de la selección nacional de médicos de futbol.

Todos los integrantes tienen mucha disposición, les gusta divertirse cuando están jugando. Cuando estemos en el mundial, el equipo jugará seis partidos en una semana. El torneo es corto, porque los pacientes de los médicos no pueden estar tanto tiempo solos, su responsabilidad profesional los llama.