La falta de sueño no sólo afecta la salud de tus pacientes, sino también su productividad

0
225
Dormir-Poco-Sueno

El ritmo de vida de algunos de tus pacientes estudiantes y profesionistas exige, como en la mayoría de los trabajos, un máximo desempeño; que en muchas veces puede verse decaído debido a la falta de sueño y los efectos negativos que esta mala práctica conlleva en el adecuado desempeño de sus actividades diarias.

Con esto en mente, autoridades del Hospital Brigham and Women’s (BWH), de la ciudad de Boston, en los Estados Unidos, dieron a conocer un balance respecto a dicha actividad y sus efectos en las salud de los estudiantes. Una situación que afecta no sólo a los estudiantes de Medicina, sino a todas las personas.

Patrón de sueño impredecible es sinónimo de malas calificaciones

En este sentido, el doctor Andrew Phillips del BWH reconoció que la vida universitaria es uno de los estadíos del crecimiento de las personas por el que la falta de sueño se acentúa considerablemente, por encima de otras actividades como el trabajo y la vida conyugal con un bebé.

Nuestros resultados indican que dormirse y despertarse más o menos a la misma hora es igual de importante que la cantidad de horas de sueño que se duermen.

Un estudio con material de Harvard

Para comprobar su hipótesis sobre el vínculo entre la falta de sueño y el bajo rendimiento de los estudiantes, el especialista recurrió a la Universidad de Harvard (HU) para monitorear los hábitos de sueño de 61 estudiantes de tiempo completo en dicha institución educativa.

Dicho trabajo de investigación permitió identificar la manifestación de la melatonina, hormona que incentiva el sueño, en los pacientes sujetos al presente estudio. El resultado mostró que la sustancia liberada por esta hormona se retrasaba en un estimado de tres horas. Razón por la cual, el estudiante que dormía de forma irregular alargaba su patología de sueño de forma constante.

Encontramos que el reloj corporal se había desplazado casi tres horas más tarde en los estudiantes con horarios irregulares, en comparación con los que dormían a unas horas más constantes cada noche. Por tanto, en los estudiantes cuyos horarios de sueño y vigilia eran inconstantes, las clases y los exámenes programados para las 9 a.m. ocurrían a las 6 a.m., según su reloj corporal, una hora a la que el rendimiento está deteriorado.

Bieno, estuvo muy bueno el estudio y todo pero… esto sólo aplica para los pacientes, dado que los profesionales de la salud no tienen de otra. O desvelarse trabajando/estudiando o perecer.


 

Te recomendamos leer: Dormir mal puede causar enfermedad renal

 

Imagen: Bigstock

Taboola