Es claro que todos estamos expuestos a cometer errores de diversos tipos debido a que somos humanos y no máquinas; sin embargo, el hecho de conocer los que son los más comunes puede ayudar para evitar repetirlos.

Con lo anterior como base, la compañía Medscape realizó una investigación para identificar los errores de higiene que cometen con mayor frecuencia los médicos al interior de los centros sanitarios, lo que al final puede tener un efecto positivo para que exista una mayor seguridad en los hospitales.

El estudio se realizó durante 9 meses en 16 unidades médicas y quirúrgicas de Estados Unidos, en las que se realizaron 325 observaciones y se concluyó que el 79.7 por ciento de las fallas de los protocolos de higiene se producen afuera de las habitaciones de los pacientes.

El error más común que se observó fue que los médicos o enfermeras ingresaran a las habitaciones sin el equipo de protección adecuado o usándolo de manera inadecuada, como por ejemplo una bata desabotonada o no portar guantes al momento de tocar al paciente.

Otro error que se presenta con bastante frecuencia es cuando los médicos portan el estetoscopio por debajo de la bata o examinan a los pacientes y después lo colocan alrededor de su cuello.

A su vez, también resultó común que los médicos se toquen la cara o se ajusten los lentes con los guantes contaminados, además de secarse el sudor de la cara mientras tienen los guantes puestos y después tocar al paciente.

Por último y producto de los tiempos actuales, también es recurrente que los médicos sean propensos a utilizar su teléfono celular dentro del hospital sin tomar las medidas higiénicas necesarias.

Ahora que ya tienes la información detallada, puedes aprender de los errores de los demás para evitar cometerlos.