Patrocinado por RB MJN

 

 

 

 

 

Existe una discusión sobre la relación de la ética médica y la ética de enfermería, dado que ambas van de la mano y están relacionadas. La enfermería se preocupa por el cuidado de la salud, mientras que la medicina se centra en la curación. Además, existe una diferencia funcional entre el cuidado y la curación.

La historia de la enfermería se centra en los esfuerzos de las enfermeras por adherirse a estos ideales. Mediante el fomento del papel activo del paciente en el tratamiento y la prevención, a través de movimientos educativos, atención médica domiciliaria, mejora de la higiene personal y la manipulación de alimentos. 

Por el contrario, la medicina ha optado por un enfoque que destaca la curación como respuesta a la aparición de una enfermedad, un enfoque paternalista en la toma de decisiones médicas y el hospital como el centro de la mejor medicina.

Te puede interesar: 2020 Declarado año oficial de la Salud Rural en Ecuador ¿Hay mejoras?

Diferencias notables entre ética médica y de enfermeras

Vale la pena mencionar aquí otras diferencias en los enfoques profesionales de la enfermería y la medicina. La enfermería se ha desarrollado esencialmente como una profesión orientada a la salud que enfatiza la preservación y restauración de la salud de las personas.

La medicina, por el contrario, se ha desarrollado como una profesión orientada a las enfermedades, que enfatiza el tratamiento y la prevención de enfermedades, lesiones y deformidades mediante complejas intervenciones quirúrgicas, bioquímicas y técnicas.

De manera similar, la enfermería mantiene un lugar de atención, uno que ayuda compasivamente a las personas a adaptarse a la enfermedad y la capacidad crónicas, mientras que el lugar de atención de la medicina es el de derrotar las condiciones que causan tal cronicidad e incapacidad.

Teniendo en cuenta las historias y tradiciones fundamentalmente diferentes que delimitan la enfermería de la medicina, existe el supuesto básico de que la enfermería y la medicina tienen valores y éticas muy diferentes.

Es posible que la historia de la enfermería y la medicina no demuestre sus diferentes éticas. Pero si examinamos la naturaleza y función de lo que hemos llegado a conocer sobre la enfermería y la medicina en el clima actual de la atención médica, podemos reconocer las diferencias.

Diferencias éticas de la práctica

En la práctica contemporánea, el típico encuentro médico-paciente es episódico en su naturaleza “consultiva”. Por ejemplo, el médico obtiene un historial médico, revisa los signos y síntomas de los procesos de la enfermedad y obtiene el consentimiento para las intervenciones propuestas. 

Asimismo, documenta las órdenes, supervisa la capacitación de otro personal médico en la administración de procedimientos terapéuticos, revisa los resultados de exámenes y pruebas, monitorea el progreso clínico y llega a un diagnóstico y régimen terapéutico.

Estas actividades normalmente se realizan en episodios cortos y sirven al objetivo de curar. Por el contrario, la interacción de la enfermera con el paciente es mucho más profunda y personal, centrándose en valores y procesos de adaptación/restauración.

A esto se le llama la “presencia permanente” de la enfermería, es decir, están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, brindando atención de cabecera. 

Es a través de esta “presencia prolongada” que la ética de la enfermería difiere de la de la medicina, y eso tiene mucho que ver con las relaciones de confianza que se construyen con los pacientes, con quienes pasan las enfermeras tanto tiempo.

El cuidado de enfermería continuo se presta no sólo para desarrollar confianza, sino también a la promoción y es diferente al carácter consultivo segmentado que es tan característico de la medicina hospitalaria.

Para determinar si estas diferencias generan una ética diferente, se ofrece el siguiente argumento fundamental: la compasión y el apoyo son virtudes primarias en la enfermería, mientras que la autoridad, el coraje, la sanción y la toma de riesgos son las de la medicina.

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.