Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

Conforme avanzan las nuevas investigaciones médicas, más logramos relacionar los hábitos poco sanos de vida con el desarrollo de enfermedades y trastornos psicológicos, que pueden afectar de forma muy severa la salud de las personas.

Te puede interesar nuestro artículo: Consecuencias del Coronavirus sobre la Economía Mundial.

Estudios recientes, comienzan a sugerir que la soledad podría comenzar a considerarse una gran epidemia de salud pública en muchos países del mundo. 

La soledad puede sentirse en cualquier etapa de la vida, sin embargo, parece ser que para los adultos mayores puede ser considerado un gran riesgo para la salud. De acuerdo a recientes publicaciones, se puede relacionar el aislamiento social con una potencial reducción en la expectativa de vida de los adultos mayores.

Las estimaciones, realizadas en Estados Unidos de América durante el 2017, indican que

  • Hasta el 43 por ciento de los adultos mayores reportan sentirse solos de manera regular.
  • 1 de cada 4 adultos mayores de 65 años vive solo.
  • Las personas que suelen sentirse solas, regularmente experimentan un incremento en el riesgo de mortalidad de hasta 45 por ciento 
  • Se considera que la soledad es más perjudicial para la salud que la obesidad.
  • El daño a la salud producido por periodos largos de soledad, es equiparable a fumar 15 cigarrillos diarios.

De acuerdo a la Administración de Servicios de Salud en Estados Unidos (HRSA), la falta de actividad social en adultos mayores se ha relacionado con un incremento de hasta 29 por ciento en el riesgo de sufrir enfermedades coronarias crónicas y hasta en 32 por ciento el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares. Puedes consultar el reporte completo de la HRSA aquí

Las buenas noticias

A pesar de los riesgos para la salud que puede conllevar la soledad, lo cierto es que, hoy en día, las personas reportan sentirse menos solas que en el pasado. Un dato remarcable en los adultos mayores de 60 años.

Una encuesta realizada por la Organización UnHerd en USA y Reino Unido, determinó que los “nuevos adultos mayores” (nacidos entre 1948 y 1965), están menos propensos a sentirse solos que los nacidos entre 1920 y 1947.

El resultado:

Puede que hoy en día existan más reportes de adultos mayores en condiciones de soledad, pero es simplemente porque existen más adultos mayores. No existe una data fiable que pruebe que los índices de soledad están aumentando. Consulta el análisis de la encuesta aquí.

La soledad en Ecuador

Cuando comparamos las cifras de Ecuador con las de países del primer mundo, la perspectiva parece esperanzadora, al menos parcialmente. Las encuestas realizadas por el Instituto de Estadística del Ecuador (INEC), con respecto a la calidad de vida durante la vejez; reportaron que en nuestro país, solo un 11% de los adultos mayores viven solos. La relación de la soledad con la calidad de vida en la vejez es irrefutable. La misma encuesta determinó que los adultos mayores en situación de soledad, se sienten menos satisfechos con su vida. Consulta los datos completos del INAC aquí.

  • Material dirigido solo a profesionales de la salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.