Familia reclama a doctor falta de trato humano, avisó a paciente que moriría en teleconferencia

Los familiares del paciente apuntan que noticias tan duras como esa no deberían darse por teleconferencia, pues al menos merecen una conversación en persona

0
155

El sector médico vive una notable transformación gracias a los avances tecnológicos. Se puede destacar la evolución que permiten las innovaciones en comunicación remota. Con los dispositivos adecuados, un médico ahora puede atender a pacientes mediante teleconferencia. De esta forma, la telemedicina es una posibilidad cada vez más atractiva para numerosas organizaciones.

Pero el uso de estas innovaciones no debería restar al trato humano que reciben los pacientes. Por desgracia, esto fue lo que sucedió en San Francisco. De acuerdo con AP, un doctor del Centro Médico Kaiser Permanente informó al paciente Enrique Quintana que moriría en los próximos días a través de teleconferencia. Ahora, su familia reclama al hospital por la insensibilidad del acto.

Teleconferencia para informar la muerte

Quintana, de 78 años al momento de su fallecimiento, fue internado en Kaiser el pasado 3 de marzo. El hombre no podía respirar, a causa de una enfermedad pulmonar crónica. Ese mismo día, mientras estaba en la unidad de cuidados intensivos, una enfermera entró a su habitación. Le informó que un doctor lo vería pronto. Nunca le informaron que sería mediante teleconferencia.

Un robot con una pantalla entró a la habitación y se colocó a lado de la cama. La nieta de Quintana, Annalisia Willharm, se encontraba sola con su abuelo en el momento. El doctor inició la teleconferencia e informó a ambos del lamentable estado de sus pulmones. Apuntó que en los próximos días probablemente fallecería el hombre, por lo que recomendó cuidados paliativos.

Willharm y su madre, Catherine Quintana, reclamaron al hospital cómo se presentaron las noticias. La hija del fallecido apuntó que la teleconferencia es adecuada para noticias regulares. Pero apuntó que una máquina no debería ser la que informe sobre la inminente muerte de un familiar. Reafirmó que la información debió ser entregada por un especialista en persona.

Michelle Gaskill-Hames, vicepresidente senior de Kaiser, afirmó que el evento es muy inusual. Lamentó que la atención otorgada a Quintana no haya sido la ideal. Asimismo, defendió el uso de la teleconferencia como una herramienta útil en el servicio médico. Apuntó que es política del centro tener doctores o enfermeras presentes durante consultas remotas.

Taboola