El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) invitó a pacientes que han superado la Covid-19 a que se conviertan de donadores de plasma convaleciente. El protocolo iniciado el 22 de abril ya ha logrado registrar mil 13 voluntarios y eso ha derivado en la recuperación de 283 personas graves en todo el país.

Supervivientes realizan donación altruista

Como parte de esta campaña se mostró a dos personalidades públicas que se han sumado. Dentro de ellas se encuentran el presidente y director general del Club Deportivo de futbol Guadalajara, Amaury Vergara Zatarain, y el futbolista del mismo club, Oribe Peralta. Ambos se infectaron y lograron superar la enfermedad, por lo que donaron plasma en el Banco Central de Sangre de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente en Jalisco.

El director general del IMSS, Zoé Robledo, quien también fue donador el pasado 8 de agosto tras superar la Covid-19, indicó que con esta acción se demuestra la solidaridad que distingue a las grandes organizaciones y que es mayor el impacto cuando se ha vivido en carne propia.

Señaló que para ser donador de plasma es fundamental considerar diversos criterios para ser parte de este protocolo, “lo digo incluso como donador de plasma, es a partir de poder tener la presencia de anticuerpos y además un estado general de salud bueno”.

Procedimiento avalado por la Cofepris

Por su parte, el titular de la Unidad Primaria a la Salud, Arturo Viniegra Osorio, expuso que el pasado 5 de abril el Instituto presentó el protocolo de investigación “Eficacia y seguridad del plasma de donadores convalecientes por COVID-19 en pacientes con Síndrome de Infección Respiratoria Aguda Grave por el virus SARS-Cov-2”, y que el 22 de abril la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó al IMSS su uso clínico en pacientes.

El especialista explicó el mecanismo de acción del plasma, por el cual se transfieren anticuerpos del donador, da la oportunidad que el receptor desarrolle sus propios anticuerpos, disminuye la carga viral y ayuda a activar, reforzar o restaurar la función inmunitaria que se deteriora por el virus.

Precisó que en el caso de los donadores de plasma, al ser un hemoderivado, se tiene que cumplir con cada requisito que establece la Norma Oficial Mexicana para la disposición de sangre y sus componentes, a fin de garantizar la obtención de sangre segura y libre de enfermedades. Agregó que la persona debe esta curada del virus SARS-CoV-2 y que esté entre el día 14 y 30 posterior al inicio de síntomas.

Los interesados en donar plasma convaleciente pueden acudir a los Bancos Centrales de Sangre de Centro Médico Nacional Siglo XXI, de La Raza, del Centro Médico Nacional de Occidente y de la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Cardiología No. 34 de Monterrey.

El titular de la Unidad Primaria a la Salud indicó que a la par de aplicar este protocolo en los pacientes, el Instituto realiza una serie de estudios y análisis estadísticos entre los pacientes que han recibido el plasma, a fin de elaborar un documento científico y presentarlo a finales de este año a las autoridades nacionales respecto a la utilidad de este protocolo para salvar vidas.