La llegada del invierno junto con la negativa de algunas personas para recibir la vacuna contra la Covid-19 ha provocado rebrotes en algunas partes del mundo. De momento Europa es el continente más afectado pero no se descarta que se repita el mismo problema en otras regiones. Por lo mismo, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha actualizado sus directrices para recibir la dosis de refuerzo.

Hasta ahora las vacunas de ARNm conformadas por las desarrolladas por Pfizer y Moderna son las únicas que modificaron sus esquemas originales de inmunización. Al inicio se requería de dos inyecciones pero después se cambió a tres.

El motivo es porque diversos estudios de ambas farmacéuticas mostraron que sus respectivos biológicos pierden eficacia después de seis meses. Además también ha influido la aparición y expansión de mutaciones como la Variante Delta que son más peligrosas que la cepa original del virus.

Por lo anterior, en primera instancia la FDA autorizó la dosis de refuerzo pero la única condición es que solo se podía aplicar a los adultos mayores y grupos vulnerables. Pero el día de hoy eso ha cambiado.

Nuevas directrices

A través de un boletín se explica que la nueva disposición es que todas las personas con 18 años o más en Estados Unidos que ya recibieron las dos dosis de cualquiera de las dos compañías mencionadas pueden recibir una tercera inyección.

“La FDA ha determinado que los datos actualmente disponibles respaldan la ampliación de la elegibilidad de una única dosis de refuerzo de las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech COVID-19 a personas mayores de 18 años. Simplificar los criterios de elegibilidad y hacer que las dosis de refuerzo estén disponibles para todas las personas mayores de 18 años también ayudará a eliminar la confusión sobre quién puede recibir una dosis de refuerzo y garantizará que las dosis de refuerzo estén disponibles para todos los que puedan necesitar una”.

La FDA analizó la información disponible sobre los resultados de la dosis de refuerzo. Un estudio mostró que la respuesta inmune de 149 participantes de 18 años de edad o más que recibieron la tercera inyección aumentó de forma drástica. Además no se observaron afectaciones o efectos secundarios de gravedad.

Una de las primeras indicaciones es que deben transcurrir al menos seis meses de la aplicación de la segunda dosis para recibir la de refuerzo. Mientras que se anunció que el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se reunirá hoy por la tarde para discutir más recomendaciones clínicas.

¿Qué debe hacer México?

A partir de esta nueva indicación se espera que más países sigan el mismo camino para cambiar los esquemas de inmunización. Aunque en el caso de México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no ha realizado ninguna modificación así que todo se mantiene igual.