Aunque cada vez parece más cercano obtener una vacuna contra la Covid-19, la etapa de producción y aplicación masiva va a requerir meses. No es sencillo porque tener los insumos necesarios para miles de millones de personas requiere de tiempo y esfuerzo. Inclusive se piensa que será hasta el 2022 cuando la mayoría de la población mundial estaba inmunizada ante esta nueva enfermedad.

Por lo mismo, también es necesario pensar en soluciones inmediatas para quienes ya están infectados. Es por eso que se realizan ensayos e investigaciones con los fármacos ya existentes para identificar si podrían funcionar contra esta nueva enfermedad.

El único fármaco avalado por la OMS

De esta forma, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llevó a cabo el ensayo Solidarity y después de meses de análisis se llegó a la conclusión de que la Dexametasona es la única avalada contra la Covid-19. Aunque también existen ciertas restricciones como el hecho de que sólo se recomienda para pacientes internados en estado muy grave.

Pero ahora la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha dado un nuevo paso al autorizar otro medicamento contra esta cepa de coronavirus. Lo más llamativo es que se trata del primero que está recomendado para las etapas tempranas de la enfermedad con el objetivo de que las afectaciones sean las menores posibles.

Una nueva alternativa para cuadros leves

De esta manera, se otorgó la licencia de autorización de uso de emergencia al fármaco Bamlanivimab elaborado por Lilly. Se hace el señalamiento de que se requiere la previa revisión de un médico y es ideal para pacientes que no hayan sido hospitalizados y presenten un cuadro leve o moderado que haya sido diagnosticado recientemente.

En ese sentido, la autorización de emergencia se basa en datos de BLAZE-1, un estudio de fase 2 aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en pacientes con Covid-19 leve a moderado diagnosticado recientemente en el ámbito ambulatorio. Como resultado del ensayo, los pacientes tratados con este fármaco mostraron una reducción de la carga viral y las tasas de síntomas y hospitalización. Con esto es más sencillo conseguir la recuperación de las personas infectadas y así evitar que sufran de complicaciones.

Además, mediante un boletín informativo se hace énfasis en que este fármaco puede ser utilizado tanto en adultos como en pacientes pediátricos mayores de 12 años de edad y que pesen al menos 40 kilogramos.

Con respecto al tratamiento, el documento menciona que debe comenzar inmediatamente después de obtener la prueba PCR positiva y dentro de los 10 días posteriores al desarrollo de los síntomas.

Por lo pronto, sólo en Estados Unidos está autorizado el uso del medicamento para este tipo de situaciones de infección por Covid-19. De igual forma, no se descarta que en próximos días los gobiernos de otros países lo autoricen.