Tú sabes mejor que nadie lo complicado que es ser médico. Es una profesión en la que pocas veces hay tiempo libre y en todo momento abunda el estrés. La presión de los pacientes y sus familiares es una constante a la que es necesario acostumbrarse. Mientras que otros aspectos como el bajo salario y las pocas plazas de trabajo una terrible situación que prevalece en países como México. Sin importar lo trascendente del trabajo, en muchos casos se le resta méritos a los profesionales de la salud.

A todo lo anterior se deben añadir los riesgos a los que están expuestos todos los médicos. Por su contacto directo con personas enfermas es altamente probable que se contagien de múltiples enfermedades. En la actualidad se ha hecho evidente con la pandemia de Covid-19. Los que se encuentran en la primera línea de batalla han sido los más afectados.

Médicos ponen en peligro su vida por cuidar a los demás

En ese sentido, hace unos días se publicó un estudio realizado por Amnistía Internacional acerca de la situación que enfrentan los profesionales de la salud. Con base en el documento existen más de siete mil trabajadores sanitarios que han fallecido por esta nueva cepa de coronavirus.

Aunque la cifra en sí ya es preocupante, el panorama se torna peor cuando se analizan los resultados. En primer lugar mundial se ubica México con mil 320 decesos documentados. Ni siquiera las naciones con una mayor densidad poblacional presentan una cifra tan elevada.

Mientras que en segunda posición y con mil 077 decesos se encuentra Estados Unidos, país que en cuanto a infectados ocupa el primer lugar mundial.

Sumado a lo anterior, con base en la Secretaría de Salud (SSa) también existen 97 mil 632 infectados dentro del gremio médico. Con esto, alrededor del 17 por ciento del total de casos positivos en el país corresponden a personal sanitario. A su vez, 157 mil 314 han dado negativo en la prueba PCR.

A partir de lo anterior te compartimos una gráfica en la que se muestra a los países que hasta este momento tienen las cifras más altas de trabajadores de la salud fallecidos por Covid-19.