De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la lumbalgia es la tercer causa de consulta más frecuente en pacientes hombres, específicamente aquellos en edad reproductiva. La mayor parte de ellos, más que para resolver el problema de salud, acuden a recibir atención médica para reducir la sensación de dolor en la espalda.

Únicamente en 2017, el IMSS registró más de 300 mil consultas por lumbalgia. Entre las causas más frecuentes de esta problemática se encontraban problemas de postura (ya sea al momento de permanecer sentado o acostado, así como cuando se intenta levantar o cargar objetos pesados), caídas, contusiones y accidentes de tránsito.

Para resolver los casos de lumbalgia en hombres, existen múltiples soluciones. Entre ellas, se encuentran la Termoterapia (aplicación de calor superficial o profundo), rayo láser (para reparar problemas de lumbo ciática en el caso de un reto neurológico) y la hidroterapia (administración de agua caliente o la realización de ejercicios rutinarios y constante en albercas).

Sin embargo, estos procesos pueden resultar tardados y costosos para los pacientes, especialmente si no se tiene una cobertura médica en el sector público o privado. Además, suelen ser más efectivos para resolver problemas de lumbalgia grave o crónica, por lo que resultan innecesarios en casos agudos de menor intensidad o en condiciones esporádicas.

Una alternativa para estos pacientes son los antiinflamatorios no esteroideos, también conocidos como AINEs. Este tipo de medicamentos son muy útiles para reducir la sensación de dolor en lumbalgias de forma rápida y efectiva. Además, son de fácil acceso ya que pueden conseguirse en prácticamente cualquier farmacia con la recomendación de un especialista.

Existen varios tipos de AINEs para tratar las lumbalgias a los que los pacientes pueden recurrir. Los más comunes son los de administración oral, aunque su uso recurrente puede ocasionar algunos efectos adversos en el organismo. Los tópicos, por el contrario, se aplican en el área afectada e incluso se pueden combinar con otras técnicas terapéuticas, como los vendajes.

Entre los AINES de administración tópica destaca Actron Gel de Bayer, solución que, de acuerdo con un estudio publicado en el Journal Clinical Pharmacy and Therapeutics, ha mostrado resultados terapéuticos equivalentes a las opciones orales (en ibuprofeno 400mg), pero con una menor probabilidad de desarrollar eventos adversos relacionados a dosis altas por medio de la sinergia analgésica que propone un tratamiento oral y uno tópico.

Taboola