Patrocinado por RB MJN          

 

 

Dentro del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, se encuentra el  reconocido Hospital General de Guayaquil, donde se colocan implantes para reducir crisis epiléptica en pacientes con alto riesgo. Esta institución también es conocida como el Hospital IESS Los Ceibos.

El Hospital General del Norte de Guayaquil fue creado en el año 2017 y cuenta con una disponibilidad de aproximadamente 450 camas. Donde funciona una unidad especializada en quemaduras y un maravilloso lactario hospitalario.

Recientemente, el Hospital IESS Los Ceibos, se anota una victoria más al colocar de manera exitosa a un total de diez (10) pacientes, dispositivos electrónicos que generan una reducción de las de epilepsia en las personas adultas y niños. Logrando de esta manera minimizar las crisis por esta enfermedad y el consumo excesivo de medicamentos.

Procedimiento aplicado en el Hospital de Guayaquil para mitigar ataques epilépticos

En el Hospital IESS Los Ceibos, diseñó e implementó un novedoso programa dirigido a pacientes que padecen de la enfermedad de la epilepsia. En este, intervienen médicos de diferentes especialidades como: psicólogos, neurólogos, imagenólogos, neurocirujanos,  y psiquiatras.

El objetivo es evaluar de manera integral al paciente y seleccionar en conjunto los pacientes que son aptos para la intervención médica. En donde se realiza la colocación del equipo que reduce la periodicidad de las crisis epilépticas.

Dicha enfermedad se caracteriza por ataques imprevistos y no controlados, donde predominan fuertes convulsiones. Así como actividades con rasgos descontrolados, que en los casos más graves pueden generar pérdida del conocimiento.

Esta enfermedad afecta el sistema nervioso, provocando una anormal actividad eléctrica en la corteza cerebral. Y precisamente, en el Hospital de Guayaquil a los pacientes con epilepsia  que califiquen se les realiza un implante que emite directamente al cerebro impulsos eléctricos.

La funcionalidad de dicho implante es la de inhabilitar o serenar las descargas anormales que generan  la crisis o ataques característicos de epilepsia. Devolviendo al paciente un porcentaje considerable del factor calidad de vida.

Todo ello ocurre a través de una intervención quirúrgica que dura aproximadamente una hora, con anestesia general.  En dicho procedimientos el médico especialista realiza la incorporación de electrodos para  generar señales eléctricas que contrarrestan las convulsiones.

Posteriormente, el paciente inicia una fase post-operatoria de estabilización que dura aproximadamente 24 horas en la unidad médica. Y finalmente,en una sección de consulta convencional se parametriza el estimulador de señales eléctricas. Fuente: Ecuador en Directo

¿Qué es la estimulación Vagal?

La Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA) aprobó por la utilización de electroestimulación al nervio vago para tratar enfermedades como la depresión, el dolor y la epilepsia.

La estimulación del nervio vago se da gracias a la  incorporación de un dispositivo debajo de la piel, para ello se realizan péquelas inserciones de pocos centímetros.

El equipo genera impulsos eléctricos a esta área del cuerpo. Dicho nervio se prolonga desde el tronco encefálico, pasa a través del cuello y continúa hasta el abdomen, pasando por el pecho. En la actualidad existen equipos de electroestimulación al nervio vago que no son invasivos para también tratar las cefaleas.

Fuente: Mayo Clinic  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.