Conforme avanza el tiempo se publican los resultados de las investigaciones actuales acerca de la Covid-19. Al ser una nueva enfermedad prevalece el desconocimiento y todavía existen muchas preguntas sin respuesta que no han logrado ser aclaradas. Aunque a partir del trabajo actual se busca tener una visión más completa. Dentro de las interrogantes más comunes se encuentran el total de síntomas y las secuelas que provoca en los supervivientes.

Con respecto al primer punto, una de las investigaciones más completas ha identificado un total de 98 síntomas asociados con la infección. Aunque de ellos la fiebre, cansancio y tos seca se mantienen con los principales y que suelen manifestarse primero en las personas afectadas.

Acerca de las secuelas en quienes logran superar la enfermedad, todavía no ha sido aclarado el tiempo de duración. Mientras algunas suelen aparecer hasta dos semanas después de la aparente recuperación, otras podrían extenderse durante años.

Una nueva consecuencia provocada por la Covid-19

A partir de un estudio publicado en The Lancet ahora existe una nueva secuela que puede presentarse en los supervivientes de la Covid-19. Después de dar seguimiento a los pacientes y la realización de resonancias magnéticas se identificaron cambios microestructurales cerebrales que aparecen hasta tres meses después de que las personas son dadas de alta. Con base en este descubrimiento existiría un alto riesgo de pérdida de la memoria como una consecuencia a largo plazo.

Los pacientes con Covid-19 recuperados tienen más probabilidades de tener cortezas olfativas agrandadas, hipocampo, ínsula, circunvolución de Heschl, opérculo rolándico y circunvolución del cíngulo.

De tal forma, los investigadores sospechan que a pesar de que los pacientes infectados se recuperen, en realidad podrían jamás regresar a la misma condición que tenían antes de la enfermedad.

Ahora lo que hace falta es identificar si los cambios microestructurales cerebrales pueden llegar a provocar más daños en los pacientes. También falta por resolver el tiempo durante el cual esta condición se mantendría, aunque podría ser de por vida.