Ser un profesional de la salud implica un enorme reto porque todos los días se deben enfrentar severas jornadas laborales. Es una actividad titánica que requiere de personas comprometidas que cuenten con la vocación de servicio. Aunque como en cualquier trabajo también deben obtener un salario justo al considerar lo importante de su actividad. Además también deben de recibir las suficientes retribuciones como vacaciones, aguinaldo y prestaciones que establece la ley.

En ese sentido, al igual que ocurre en otras profesiones, la principal aspiración que tienen los trabajadores es poder jubilarse después de tantos años de trabajo. Poder descansar y contar con una pensión justa es un derecho.

Quejas constantes por falta de apoyo a médicos

Pero ahora esta situación ha cobrado relevancia debido a una penosa situación que tiene lugar en Zacatecas. El neurocirujano Armando Rosales Torres labora en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y dentro de dos meses cumplirá con el tiempo de trabajo exigido para poder jubilarse. Ahora ahora eso no podrá ser posible debido a que acaba de ser despedido y asegura que fue de manera injustificada.

De acuerdo con su testimonio, a lo largo de los últimos meses ha mostrado su indignación por la falta de equipo en el hospital en que labora. En diversas ocasiones se ha quejado por la falta de apoyo de las autoridades que han dejado en el abandono al persona médico. Además también ha indicado que por el insuficiente equipo de protección es que existen tantos médicos contagiados e inclusive algunos han fallecido.

Delegada del IMSS habría fabricado demanda

Aunque la molestia del galeno parece justificada, no fue bien recibida por sus superiores. En específico acusa a la delegada del IMSS en Zacatecas como la responsable de que lo hayan despedido de manera injustificada.

A decir del especialista, le fabricaron una supuesta demanda por negligencia médica para poder separarlo de su puesto. Además de señalar como injusto el acto porque en realidad nunca cometió la falla mencionada, también es una manera de atentar contra su carrera, en especial ahora que está a punto de jubilarse.

Por su parte, el IMSS estatal respondió y afirma que mantiene su postura. La institución asegura que la decisión está basada en derecho y que será llevada ante las instancias correspondientes porque el médico sí cometió una negligencia. A su vez se indicó que esta acusación no tiene relación con las quejas presentadas por el galeno con respecto a la falta de equipo.

Mientras el caso se arregla en los tribunales el médico no podrá continuar en su trabajo y su plan de jubilación deberá ser pospuesto. Lo que no se puede negar es que México sí enfrenta una alta tasa de contagios y fallecimientos por Covid-19 dentro del personal médico. A la fecha el 22 por ciento de infectados corresponde a trabajadores de la salud.