A finales del año pasado el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció la apertura de más de cinco mil plazas para poder ofrecer consultas médicas los fines de semana. De todas ellas, dos mil 096 son para médicos, 80 para administrativos, mil 668 para personal de enfermería y mil 352 para áreas paramédicas. Con esta estrategia se busca conformar la estrategia denominada como Unidades Médicas de Tiempo Completo a lo largo del país.

Nueva unidad del IMSS

Ahora bien, pese a la actual pandemia, la iniciativa se mantiene y con la presencia del director general del IMSS, Zoé Robledo, se inauguró la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 85 de Tarímbaro, Michoacán.

El funcionario señaló que se debe apostar por los héroes de largo plazo: los médicos familiares, quienes van a acabar con la otra pandemia de las enfermedades crónicas degenerativas por obesidad, diabetes, hipertensión.

El titular del IMSS destacó que esta UMF es la número 52 del Seguro Social en Michoacán, en la que se invirtieron 114 millones de pesos para beneficiar a más derechohabientes de la región con consulta familiar y atención médica continua las 24 horas, los siete días de la semana.

De la cifra mencionada, 97 millones de pesos fueron para concluir la construcción y 17 millones para su equipamiento, donde destacan Rayos X, ultrasonido y servicio de Atención Médica Continua, con la finalidad de prevenir enfermedades.

Recordó que esta unidad médica estuvo a punto de convertirse en un monumento a la ineficiencia e indolencia porque era parte de las 56 obras inconclusas de anteriores administraciones, pero fue rescatada y ya está en operaciones.

La UMF No. 85 en cifras

Cuenta con servicios de salud y cuidados preventivos en el primer nivel de atención a través de 10 consultorios de medicina familiar y cinco de atención preventiva; servicios de nutrición, imagenología, ultrasonido, estudios de laboratorio, Epidemiología, Salud en el Trabajo, atención médica continua, Trabajo Social y farmacia, entre otros.

La plantilla laboral se compone de 126 trabajadores: 27 médicos familiares, un radiólogo, un médico de salud en el trabajo, un epidemiólogo, dos estomatólogos, 10 enfermeras especialistas en medicina familiar, seis enfermeras generales y 28 asistentes médicas.

Durante esta emergencia sanitaria, la UMF cuenta con un módulo especial para la atención de pacientes sospechosos por Covid-19 que consta de personal e insumos suficientes, además cuenta con personal capacitado para atender el filtro sanitario ubicado a la entrada de la unidad.