Los trastornos del espectro autista, a escala internacional, ocurren en 1 de cada 160 niños. Esto, de acuerdo a estimados de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En México, esta condición es un poco más frecuente: 1 caso por cada 115 personas. Sin embargo, el volumen de individuos no es la estadística más preocupante. En promedio, el diagnóstico se realiza entre los 5 y 8 años.

Ante este problema, la organización Spectrum ha inaugurado un nuevo centro de atención. Estas nuevas instalaciones, a unas cuadras del centro de Coyoacán, darán terapias especializadas a pacientes con trastornos del espectro autista. Pero, de acuerdo con Carol Ajax, fundadora del centro, también trabajarán en otros proyectos. En específico, difusión y capacitación.

Creo que es sumamente importante que toda la población mexicana sepa cuales son las alertas [del espectro autista]. En este caso desde muy pequeño, un año, [se puede inferir] si un paciente debe acudir con un especialista. Esto, para que pueda recibir una intervención temprana […]. Debemos recordar que entre más temprano, más efectivo es el tratamiento.

Una institución especializada para tratar el espectro autista

Ajax asegura que su propia hija es una paciente con trastorno del espectro autista. En su caso, el diagnóstico fue tardío y no obtuvo el apoyo para tratarla en las primeras etapas de la vida. Ya con 20 años, es capaz de realizar múltiples actividades de forma independiente. Sin embargo, todavía requiere de mucho apoyo. Por ello, el objetivo de la fundadora es que “ninguna familia mexicana pasara por lo mismo que yo pasé. Mi meta es que todos sepan qué es autismo y se atiendan”.

Beatriz Romo Pardo, neuróloga pediatra aliada de Spectrum, asegura que en México no es poco común que un paciente autista reciba un diagnóstico erróneo. Asegura que esto es porque la condición no se explica correctamente en la formación. Incluso muchos especialistas no conocen los métodos adecuados para hacer una evaluación objetiva de la enfermedad.

Nosotros tenemos que trabajar muy a la par de los terapeutas. Esto es porque, realmente, solo dos cosas van a cambiar la prognosis de los niños. El diagnóstico y el tratamiento temprano. [A los pacientes más jóvenes] eso les va a cambiar el futuro, porque su cerebro aún está en desarrollo.

El nuevo centro de Spectrum también se aliará con las autoridades de Coyoacán. Realizarán campañas de difusión y capacitaciones gratuitas de autismo.