Incluso una semana de diferencia en el parto dificultaría a bebés aspirar a mejor vida profesional en la etapa adulta

Incluso quienes técnicamente no tuvieron un parto prematuro, después de 37 semanas de gestación, sufren diversos efectos adversos más adelante en la vida

0
624

En México, cada año nacen alrededor de 200 mil bebés por parto prematuro. Existen múltiples efectos adversos conocidos de este fenómeno. Algunos de ellos son una tasa de muerte 5 veces más alta en su primer año y dificultad para respirar y digerir las primeras semanas de vida. Por eso, se trabaja arduamente para prevenir, e incluso predecir, este tipo de casos. Sin embargo, las consecuencias negativas de este tipo de nacimiento irían más allá de lo considerado prematuro.

De hecho, los efectos adversos de un parto adelantado podrían notarse incluso en nacimientos a término. Así lo afirma un estudio de Dinamarca y Reino Unido publicado en JAMA Network Open. En él, los expertos apuntan que los bebés nacidos en cualquier plazo antes de las 40 semanas presentan problemas. De acuerdo con Josephine Funck Bilsteen, autora líder, tienden a tener menor educación y salario en la adultez.

La influencia del parto en el éxito profesional

Para los hallazgos, se analizaron nacimientos en Dinamarca entre 1982 y 1986. En total, se contó con 228 mil 30 bebés con parto prematuro, a término y óptimo. Aquellos profesionales con un periodo de gestación de entre 22 y 27 semanas fueron los más afectados. Su probabilidad de aspirar a educación superior o un salario alto eran 79 por ciento menores al promedio.

Incluso unas semanas pueden afectar significativamente. En bebés con un parto a 38 semanas, la probabilidad era 15 por ciento menor. También en infantes con 39 semanas  de gestación existe una diferencia, mínima, en la tasa de éxito financiero y académico. Sin embargo, Funck Bilsteen apunta que no necesariamente se trata de un nexo causal.

La experta apunta que su estudio no necesariamente indica que un parto prematuro afecta la vida profesional futura del bebé. Teoriza que tanto los nacimientos antes de término como estos factores socioeconómicos podrían tener una raíz común. Es decir, que otros factores familiares o individuales potencialmente serían los responsables de causar ambos fenómenos.

Además, se podría limitar el impacto del estudio por el cálculo de la gestación. En un correo a Reuters, la Margaret Kern señaló cada doctor mide el tiempo de embarazo de forma distinta. La especialista de la Universidad de Melbourne, sin relación con la investigación señaló que no debe tomarse el momento del parto como indicador absoluto del futuro de los infantes.

Taboola