Uno de los temas que ha cobrado mayor relevancia es la actualidad es el desarrollo de una vacuna contra la Covid-19. Se ha convertido en el mayor reto de la industria farmacéutica y por eso se han invertido cantidades millonarias de dinero para consolidar la primera inmunización de su tipo. No es algo menor porque hasta que eso ocurra y se aplique a la mayoría de la población mundial podrá existir un regreso paulatino a la vida como era antes de la pandemia.

¿Acelerar procesos a cambio de la salud internacional?

A la fecha todavía no existe una vacuna contra la Covid-19, aunque un reciente proyecto encabezado por Rusia ha dividido opiniones. Se asegura que es el primero de su tipo en el mundo, aunque eso implica que no se siguieron los protocolos establecidos por las autoridades internacionales. El riesgo radica en que no se ha comprobado su efectividad con las pruebas pertinentes. De tal forma, se corre el riesgo de que realmente no funcione o genere efectos secundarios en las personas que sea aplicada.

Pero aunque con esta nueva enfermedad se han acelerado los procesos, existe un largo y estricto protocolo que deben cumplir los laboratorios para conseguir un proyecto de este tipo. Desde la etapa de investigación hasta la comercialización suelen transcurrir 10 años. Aunque parece un largo período, es el que se requiere para realizar las pruebas necesarias que demuestren que la inoculación es segura y funciona para lo que fue concebida.

Procesos que se deben cumplir

Para mostrar los pasos que debe cumplir una farmacéutica para la elaboración y diseño de una nueva vacuna te compartimos la siguiente infografía. No sin antes recordar que se trata de uno de los avances más grandes alcanzado por la medicina moderna. A la fecha se estima que una correcta vacunación evita al menos tres millones de muertes al año en el mundo.