INFOGRAFÍA: Lo que sí y lo que no pueden hacer tus pacientes con diabetes en sus vacaciones

Romper con la rutina ayuda a los pacientes con diabetes para disminuir sus niveles de estrés, pero nunca deben de descuidar su alimentación.

0
113

Estamos en plena época de verano y lo más normal es que muchas personas salgan de vacaciones. Es probable que muchos de tus pacientes aprovechen para relajarse y olvidarse de tus problemas. Todo eso es válido pero ante todo les debes de recordar que nunca descuiden su salud.

En el caso específico de tus pacientes con diabetes, es recomendable que aprovechen esta temporada vacacional. Romper la rutina es una manera para disminuir sus niveles de estrés y ansiedad. Pero también se deben de tener las consideraciones necesarias con respecto a su alimentación y hábitos para que no resulte perjudicial.

Al respecto, la endocrinóloga Sonia Citlali Juárez Comboni, Gerente Médico del área Cardiometabólica de Boehringer Ingelheim México, compartió algunos consejos básicos para estos casos.

Indicó que el buen control de esta condición de salud se sustenta en tres pilares fundamentales: llevar un plan de alimentación con horarios establecidos, colaciones y disminución en el consumo de grasas, azúcares, sal y carbohidratos; realizar ejercicio por lo menos 30 minutos al día y apegarse al tratamiento farmacológico personalizado de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Finalmente, la especialista hizo hincapié en la necesidad de que las personas con diabetes vayan con su médico al menos tres semanas antes y platiquen con él sobre los detalles de su viaje, lo que les permitirá planificar mejor sus actividades y prevenir cualquier eventualidad que se presente. Por ello, compartió 10 consejos que se le deben transmitir a los pacientes diabéticos que saldrán de vacaciones.

  • Portar brazalete o tarjeta que contenga información relevante en caso de emergencia como: padecimientos, tipo de sangre, alergias, información de su seguro y número de emergencia, incluyendo los datos de su médico.
  • Llevar los medicamentos en el equipaje de mano, verificar fecha de caducidad y empacarlos de manera adecuada poniendo una etiqueta que indique para qué sirven, horarios y dosis. Se recomienda llevar siempre una copia de la receta médica, pues esto permitirá adquirirlos en caso de extravío o accidente, así como justificarlos en el aeropuerto o aduana.
  • Incluir en la maleta de mano, medidor de glucosa con suficientes tiras reactivas, lancetas y pilas.
  • Llevar ropa, sombrero y zapatos cómodos, entre ellos tenis y sandalias que permitan proteger los pies; sobre todo, ser cuidadoso al caminar en el piso caliente alrededor de las piscinas y en la arena de las playas. Evitar estar descalzo.
  • Llevar frutas deshidratadas y semillas para el refrigerio. Evitar a toda costa saltar las comidas y procurar elegir alimentos balanceados. En caso de probar algo nuevo, se debe hacer con moderación.
  • Mantenerse bien hidratado, de preferencia con agua natural. Evitar tomar bebidas gaseosas, jugos o alcohol.
  • Reducir la exposición al sol, para evitar quemaduras o lesiones cutáneas.
  • Evitar hacer ejercicio intenso en ayuno o si se identifican niveles muy bajos de glucosa. No se recomienda la actividad física de alto impacto en adultos mayores, porque puede causar daños en articulaciones.
  • En caso de viajar a países donde exijan ciertas vacunas, se recomienda aplicarlas semanas antes, para dar tiempo al organismo de reponerse frente a una posible reacción.
  • Controlar el estrés y tener una actitud positiva para enfrentar los retos de la diabetes en el día a día.
Taboola