La unión de la tecnología actual con todas las investigaciones previas ha ofrecido grandes resultados. El año pasado fue la clave para conseguir la inmunización contra la Covid-19 en tiempo récord. Hasta ahora más de 20 laboratorios han conseguido su propia versión del biológico y ahora planean enfocarse en otras patologías. De esta manera, la primera vacuna nasal contra el Alzheimer cada vez parece estar más cerca de conseguirse.

Panorama actual en México y el resto del planeta

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) cataloga al Alzheimer como una de las formas de demencia más comunes. Mientras que en México se estima que al menos 800 mil adultos padecen de este problema que a la fecha no tiene cura.

Al mismo tiempo, uno de los principales inconvenientes es el envejecimiento de la población mundial. Cada vez existen más adultos mayores y precisamente se trata del sector más vulnerable. Mientras más años se cumplen aumentan los riesgos a sufrir de este padecimiento.

¿La solución para un padecimiento que no tiene cura?

Todo lo anterior llevó al desarrollo de una vacuna nasal contra el Alzheimer. Se trata de un proyecto que lleva 20 años en desarrollo y después de tanto tiempo por fin comenzará la primera fase de pruebas en humanos.

En este caso el Hospital Brigham and Women de Massachusetts será el encargado de llevar a cabo el ensayo clínico fase 1 para verificar la utilidad de la inmunización y sus posibles efectos secundarios.

El equipo encargado del trabajo señala que se trata de un tema prioritario porque la población todavía se encuentra a tiempo de emprender las acciones necesarias para combatir esta forma de demencia. Tan solo en Estados Unidos ya es la sexta causa de fallecimiento y se mantiene a la alza.

Por otra parte, hasta la fecha no existe un fármaco que pueda curar el Alzheimer. Ni siquiera hay tratamientos eficaces y lo único que se ha conseguido es desarrollar algunos ejercicios mentales que se deben realizar a lo largo de la vida para ejercitar la memoria y retrasar la aparición del padecimiento.

Pero aunque la vacuna nasal contra el Alzheimer es vista de buena forma, todavía permanece el escepticismo de parte de la comunidad médica. El responsable es el fármaco Aduhelm (aducanumab) aprobado a inicios de este año por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y que generó opiniones divididas. A la fecha existen quienes dudan de su funcionamiento.

Por lo pronto, ¿tú qué opinas de esta primera vacuna nasal contra el Alzheimer?