Investigación: ONU los errores que ha cometido el mundo en su respuesta al COVID-19

86

Ya ha pasado un año desde que el coronavirus se instaló en China y se desplegó en todo el mundo y hoy en día, luego de analizar su comportamiento, muchos investigadores han llegado a la conclusión de que las autoridades sanitarias de China, subestimaron al virus y no aplicaron las medidas de salud pública para poder frenar la propagación, Así lo asegura el informe preliminar del Panel Independiente de Preparación y Respuesta a la Pandemia.

Según la información analizada por el grupo de expertos internacionales designados por la OMS, pocos países aprovecharon plenamente los datos que tenían para responder ante las pruebas de una epidemia emergente.

“Durante la reunión de información técnica celebrada el 4 de febrero de 2020 en el marco de su Consejo Ejecutivo, la Organización Mundial de la Salud informó de que había más de 12.000 casos confirmados en China y solo 176 casos en el resto del mundo, prueba definitiva de la existencia de transmisión de persona a persona y señal clara para todos los países, incluso para aquellos con pocos casos, de la necesidad de actuar con rapidez para contener la propagación. Esa señal fue desatendida en demasiados países”, asegura el informe.

Al parecer, los indicadores que se instalaron desde la primera fase del brote permitía que se ejecutarán otras respuestas. Pero, simplemente se cometió el error de esperar que llegara a cada país para poder reaccionar. No existió una respuesta inclinada a la prevención sino más bien al ataque cuando se tenía cerca.

“Si se hubiese aplicado el principio de precaución en relación con los primeros datos indicativos, pero no confirmados de transmisión de persona a persona y de transmisión asintomática, tanto la OMS como las autoridades nacionales y locales podrían haber emitido advertencias más oportunas y firmes sobre la posible transmisión entre personas”, asegura el panel.

Otros errores que marcaron la diferencia

Los expertos agregan que “esta claro” que el volumen de infecciones en el primer período de la epidemia en todos los países fue superior al comunicado.

“La consiguiente falta de visibilidad sobre gran parte de la epidemia facilitó su propagación mundial: las simulaciones realizadas muestran que las conexiones de tráfico aéreo predecían la difusión mundial del virus durante la fase temprana de la epidemia”, detallan.

Una parte del informe señala que las pruebas procedentes de Wuhan que se refiere a la secuenciación local, comercial solo indicaba indicios de un nuevo virus que causaba neumonía y que se desconocía el origen.

“Eso pone de relieve la posibilidad de otorgar un papel más importante a esas técnicas relativamente económicas, las cuales pueden mejorar con los avances técnicos en secuenciación paralela para obtener resultados fiables y de alto rendimiento por una fracción de los costos anteriores”, afirman.

“También está claro para el Grupo que a finales de enero de 2020 ya había pruebas de casos en varios países. Todos los países que detectaron casos probables deberían haber aplicado medidas de contención de salud pública inmediatas. No lo hicieron”, explican.

Los expertos señalan que, a pesar de que el 30 de enero se declaró la emergencia mundial, “el grado en que los países respondieron a esa declaración no fue el esperado”. Y bueno no es justificable, pero nadie imaginó jamás que el coronavirus causará tantos estragos, ahora solo queda ver estos errores y aprender de ellos.