Investigan a hospital en Nairobi, encontraron 12 cadáveres de bebés

287

Tras una visita sorpresa del gobernador de la localidad de Nairobi, Kenya, un hospital de maternidad se encuentra bajo investigación por presunta negligencia médica. Lo anterior luego de que las autoridades locales encontraron escondidos al menos 12 cadáveres de bebés, los cuales fallecieron cuando se apagaron los sistemas de soporte vital en las cámaras de neonatos.

El gobernador Mike Sonko ha ordenado una investigación oficial y ha suspendido a todo el personal senior del Hospital de Maternidad Pumwani. La llegada sorpresa del funcionario a la institución fue transmitida por Facebook Live. Según se puede apreciar en el video, las autoridades locales habrían llegado en mototaxis para evitar alertar a los líderes de la organización de salud.

De acuerdo con Sonko, la inspección sorpresa se dio tras recibir una denuncia anónima por parte de un testigo en la clínica, quien habría visto al personal del hospital de maternidad apagar los sistemas para neonatos.

Aunque en un principio la inspección reveló únicamente el cadáver de un bebé metido en una caja, el gobernador afirmó que tenía información que le hacía creer que había más cuerpos escondidos. Su destacamento posteriormente encontró otros 5 y 6 neonatos sin vida en otras dos cajas.

El diario keniano Daily Nation reportó que la policía local ya ha tomado cartas en el asunto y ha empezado la investigación. De acuerdo con el gobernador, no puede ser posible que se hayan perdido las vidas de una docena de bebés en tan solo un día:

Quiero decir categóricamente que la vida humana debe ser respetada siempre. Se tomarán medidas duras contra cualquiera que sabotee los servicios ofrecidos a nuestras madres y hermanas que vienen a dar a luz a nuestras instalaciones.

De acuerdo con la agencia Europa Press, este mismo hospital de maternidad ya había estado envuelto en varios escándalos antes de descubrirse los cadáveres de los niños. Entre los crímenes que se han cometido en sus instalaciones se cuenta el robo de bebés, la negligencia médica, mal servicio en general y el maltrato a mujeres embarazadas alojadas en la clínica.