A través de una reunión virtual, el director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, enumeró algunas de las acciones emprendidas durante la emergencia sanitaria. Señaló que a pesar de las carencias se ha actuado de forma correcta. Como resultado, hasta el momento no se han saturado los hospitales.

El titular de la dependencia resaltó que aun cuando existen adversidades en infraestructura y capacidad de las unidades médicas, el personal médico ha realizado un trabajo ejemplar.

Ramírez Pineda informó que las unidades médicas destinadas a la atención de pacientes con Covid-19 presentan un alto nivel de ocupación con una fluctuación variable. En el caso de la Ciudad de México, Estado de México y entidades metropolitanas se registra la mayor demanda. El cupo se ubica entre el 70 y 80 por ciento. A su vez, en el Instituto ha bajado la demanda de camas con ventilador. Agregó que se cuenta con la capacidad para recibir a toda la población que lo requiera.

Infraestructura destinada a la atención de pacientes Covid-19

Para la actual emergencia sanitaria, actualmente el Instituto dispone de 112 espacios para enfrentar esta nueva cepa de coronavirus en todo el país.

Indicó que a través del Plan Institucional de Reconversión y Expansión de Capacidad Hospitalaria se habilitaron 72 Clínicas Hospitales; 25 Hospitales Generales; 14 Hospitales Regionales y el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” para la atención médica a personas con Covid-19.

De esta forma, se pasó de mil 59 camas a mil 300 camas con ventilador, lo que representa un incremento del 22.7 por ciento de las ya existentes.

Desde el inicio de la pandemia, el ISSSTE se organizó a través de la Dirección Normativa de Salud con la difusión de actividades preventivas, supervisión de las unidades médicas que funcionarían para atender a pacientes Covid-19, elaboración de Guías Operativas que especifican los lineamientos para enfrentar esta enfermedad y salvaguardar la seguridad del personal y la instalación de una Sala de Situación que vigila y apoya a los equipos médico-administrativos del Instituto en todo el país.