James Watson, Nobel de Medicina y pionero de ADN, utilizó pseudociencia para justificar racismo

El Premio Nobel de Medicina de 1962 realizó fuertes comentarios discriminatorios en contra de las personas de raza negra en un documental pseudocientífico

805

Uno de los máximos honores en el entorno académico es el Premio Nobel. Este mismo principio aplica para la medicina. Se trata de una presea valiosa, que reconoce a sus galardonados como investigadores excepcionales. Desafortunadamente, eso no impide que entre los ganadores existan incidentes negativos. Por ejemplo, comentarios racistas respaldados por la ‘ciencia’.

Durante el fin de semana, el Nobel de Medicina de 1962 James Watson generó gran controversia. El Laboratorio de Cold Spring Harbor, que dirigió por más de 20 años, le retiró todos sus títulos. Entre ellos, profesor emérito, rector emérito y miembro honorario. La determinación fue informada a través de un comunicado oficial en el sitio de la organización. En el documento, se afirma que este corte definitivo de lazos se debe a comentarios racistas realizados por el experto.

Una historia de racismo con el Premio Nobel

Watson hizo varias declaraciones racistas en una entrevista con la cadena PBS. Sus comentarios se transmitieron este 2 de enero como parte del documental American Masters: Decoding Watson. Entonces, el Nobel afirmó que aún creía que había una diferencia genética entre blancos y negros. Las distinciones explican por qué los últimos tienen un coeficiente intelectual (CI) menor.

Dichos comentarios hacen eco de otras declaraciones similares realizadas en 2007. Entonces, el Nobel platicó con el diario británico Sunday Times. En su entrevista reafirmó que el futuro de África no era muy prometedor. Señaló que las políticas sociales asumen que toda la gente tiene el mismo potencial de inteligencia. Sin embargo, dijo, esto no es cierto para las personas negras. Por esos comentarios, el Laboratorio lo suspendió de todas las actividades administrativas que tenía.

Sin embargo, Watson conservó sus tres títulos honorarios. La organización dijo que le había permitido conservar estas distinciones por “su substancial legado científico. Sin embargo, reafirmó que sus comentarios no empatan con la misión o valores de la institución. Por ello, el mejor curso de acción es cortar lazos definitivamente con el ganador del Premio Nobel.

En los 50, Watson fue crucial en la investigación sobre ADN. Junto a Francis Crick, Maurice Wilkins y Rosalind Franklin, es reconocido por descubrir su estructura molecular. Pero con el transcurso de los años, ha realizado numerosos comentarios desatinados. En 1997, aseguró que debería abortarse a un feto si se detectaba un “gen de homosexualidad. Luego, en 2000, señaló que hay una relación entre la capacidad sexual y el color de piel.