Nueva tecnología permitirá determinar la compatibilidad de un órgano con su futuro receptor

418

Con tan sólo 27 años, María Pérez Ortiz ha innovado el sistema de trasplantes gracias a un nuevo modelo de machine learning (aprendizaje automático) que desarrolló basado en inteligencia artificial, el cual permite medir la compatibilidad de un órgano a un receptor con tan sólo unos clicks.

Hasta ahora el modelo sólo se ha probado en trasplantes hepáticos y ha obtenido más de un 80 por ciento de aciertos en sus predicciones. Por esta razón se espera que en un futuro este invento pueda ser aplicado en cualquier tipo de órgano.

Desde hace más 8 años la joven se adentró en el mundo de la tecnología junto a su grupo de investigación ‘Aprendizaje y Redes Neuronales Artificiales’  con un único objetivo en común: de desarrollar inventos útiles para la humanidad.

El machine learning es un campo muy teórico, pero que te permite mantener viva la curiosidad y las ganas de aprender sobre diversas áreas, además con esto muchas personas pueden resultar beneficiadas.
Además asegura que en el campo de la medicina todavía hay mucho recelo y desconfianza con ese tipo de tecnologías modernas.
Los médicos siguen aplicando modelos clásicos. Hay que incluir formación tecnológica en las carreras de salud; en caso contrario, esos profesionales seguirán con lagunas enormes y cada vez se quedarán más atrás.
Además de desarrollar este proyecto Ortíz acaba de aceptar un contrato postdoctoral en la Universidad de Cambridge en el cual desea entender con profundidad el ojo humano para mejorar la visión de un computador.

Decidí aceptar la oferta porque creo que para ser un buen científico hay que trabajar en otros ambientes para continuar formándote  y lo que me ofrecen actualmente en Cambridge a mi me parece muy valioso.