Adicción a los videojuegos, un trastorno mental: OMS

260

Como médico sabes que las guías de consulta son necesarias para realizar un correcto diagnóstico de tus pacientes. Por tal motivo la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuenta con la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), la cual engloba las afecciones que se han descubierto y los signos que muestran en las personas que las padecen.

De esta forma y pese a la controversia previa que se generó, la versión más reciente de la CIE incluyó por primera vez la adicción a los videojuegos como un trastorno mental.

Al respecto, el Dr. Vladimir Poznyak, miembro del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS y quien propuso esta modificación, explicó el objetivo de realizar la actualización.

Con esto queremos crear un precedente y nuestro objetivo es que los profesionales de la salud y los sistemas sanitarios en general estén enterados de esta condición para que puedan detectar su existencia a tiempo y se le pueda brindar la atención necesaria y oportuna a los pacientes.

En ese sentido, la CIE-11 establece 3 condiciones que son fundamentales para poder diagnosticar este trastorno mental: que los videojuegos sean una prioridad con respecto a otras actividades que realice el paciente; que no exista un control real del paciente hacia el uso que hace de los videojuegos; y que se observen deterioros significativos en el funcionamiento personal, familiar, social, educativo u ocupacional del paciente.

En este caso, la OMS considera que los síntomas de adicción a los videojuegos son muy similares a los causados por el consumo de tabaco y sustancias psicotrópicas, además de que su impacto puede incluir patrones de sueño alterados, aumento de peso y una deficiencia en la actividad física.

Al respecto, vale la pena recordar que apenas unas semanas en el Reino Unido se reportó el caso de una niña de 9 años que fue diagnosticada con una “adicción extrema” a los videojuegos, por lo que tuvo que ser internada en una clínica de rehabilitación.