Sabemos que la diversidad importa, cada vez, es más claro que las empresas o marcas que han avanzado en la cultura de la diversidad de género, racial y étnica tienen más probabilidades de tener mayores rendimientos financieros, por encima de otras, que se muestran menos proclives.

Si bien la correlación de una mayor diversidad étnica y de género, en el liderazgo corporativo, no se traduce automáticamente en más ganancias, si nos indica que, cuando las empresas se comprometen con un liderazgo diverso, tienen más éxito.

Estas empresas son capaces de reclutar a los mejores talentos e impulsar la toma decisiones acertadas, la satisfacción de sus empleados y de sus clientes, lo cual conduce, necesariamente, a un círculo virtuoso de rendimientos crecientes.

Esto, a su vez, sugiere que otros tipos de diversidad, por ejemplo, la edad, la orientación sexual y la experiencia, la cual implica una mentalidad global y fluidez cultural, es probable que conlleven algún nivel de ventaja competitiva para las empresas que pueden atraer y retener un talento tan diverso.

El tema de inclusión es un tópico de suma importancia, ya que nos permite tener una mezcla de talentos, que sin duda conducen a una empresa, por ello es importante compartir los siguientes consejos, para vivir una cultura de inclusión.

1. Los logros no hablan por sí mismos. Para obtener un verdadero cambio, debemos alentar a las personas a que se promuevan a sí mismas y hablen abiertamente de sus éxitos.

2. No es alardear si se basa en hechos. Esta visión del movimiento #IAmRemarkable puede conducir a un cambio de mentalidad a nivel individual y organizacional. Los líderes deben alentar a sus equipos a hablar sobre sus logros basados en hechos, y esto debe hacerse con frecuencia, la autopromoción debe convertirse en un hábito, en lugar de un evento único.

3. Empodere a su equipo mediante la promoción de redes de apoyo. Los empleados no se sentirán empoderados para promocionarse, a menos que sientan que tienen apoyo dentro de la organización.

4. Organizar sesiones de escucha.Organiza sesiones internas de escucha con todos los miembros de tu equipo de trabajo,suena simple, pero una vez que se realiza marca gran diferencia.

5. Cultura de premiación. Celebren los grandes ejemplos que tienen dentro de la organización, este reconocimiento puede arrojar luz sobre el personal que lo merece y convertirse en modelos de inspiración para el resto del equipo.

El último informe, DiversityMatters, examinó un conjunto de datos para 366 empresas públicas, en una variedad de industrias en Canadá, América Latina, el Reino Unido y los Estados Unidos, en esta investigación, se observa que aquellas compañías con grandes esfuerzos de inclusión tienen un gran performance financiero.

Las compañías en el cuartil superior para la diversidad racial y étnica tienen un 35 por ciento más de probabilidades de tener rendimientos financieros, por encima de sus respectivas medianas de la industria nacional.

Las empresas en el cuartil superior para la diversidad de género tienen un 15 por ciento más de probabilidades de obtener rendimientos financieros, por encima de sus respectivas medianas de la industria nacional.

La inclusión en todos los niveles, siempre marcará la diferencia en nuestros resultados y en los niveles de satisfacción de nuestros clientes o pacientes.

Fuentes:

https://www.mckinsey.com
https://www.thinkwithgoogle.com

Alejandro Zayas es Licenciado en Mercadotecnia con más de 15 años dentro de la industria farmacéutica, Pharma, CHC, Ot’x y Medical Devices.