Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

Hacer publicidad para pacientes requiere estrategias exclusivas porque no se trata de un cliente, sino de personas con necesidades fisiológicas y psicológicas a resolver y ésta debe cumplir con unos estándares de atracción únicos frente a cualquier otro tipo de campaña con un mayor grado de dificultad y debe de estar dotada de una voluntad por asistir al usuario, y se vuelve más delicada porque toca campos comprometedores como es la salud y no puede ser engañosa.

El auge digital ha hecho del consumidor una persona mejor preparada y que demanda mucha más información, este contexto exige que la publicidad se convierta en una necesidad.  Al tratarse de publicidad médica, debe guiarse por principios éticos y legales, tales como:

1.Asesoramiento: Debe ofrecer asesoría legal como beneficios para el marketing médico y paciente.

2.Expectativas: La publicidad no puede crear ni vender servicios con falsas expectativas para el público.  Se recomienda usar modelos y testimonios reales, veraces, positivos y con buenos resultados. Recurrir a pacientes reales con reseñas positivas que te posicionen como referente en tu campo, dará mejores resultados de impacto que usar actores profesionales, acompañados de avisos legales.

3.Veracidad: la publicidad médica en todo momento debe estar avalada por datos reales, no se trata de vender por vender. Acompañada de parámetros éticos incluyendo algún enlace que ratifique la información promocionada.

Por otro lado, uno de los errores más comunes en publicidad médica es el uso indiscriminado de la palabra especialista o experto. En términos legales, anunciarse como “especialista” en algo requiere una certificación reconocida.[1]

También se debe incluir el uso de medios digitales para promocionar el servicio de salud como:

Inclusión de la teleconsulta como plus ultra del consultorio para pacientes que no pueden ir a la clínica, que tienen dificultades físicas para asistir o forman parte del grupo de riesgo por tema de COVID19.

Uso del chat en vivo de redes sociales WhatsApp versión personal, Facebook Messenger, Instagram, Google Maps, para facilitar que el paciente que te necesita te encuentre en cualquier medio digital.

Utilizar de forma provechosa páginas web para médicos, incluyendo videos promocionales del consultorio. El usuario digital de hoy, demanda mucha información antes de dar el paso definitivo; su proceso de decisión implica una interacción contigo en la que podrás brindarle las respuestas que necesita. El sitio web puede transmitir mayor grado de credibilidad y confianza a ese paciente aún no convencido que necesita una interacción contigo en la que podrás brindarle las respuestas que necesita, acerca de tus servicios.

Crear un blog con contenidos interesantes para tus pacientes. Resuelve sus dudas y bríndale las herramientas que necesita para tomar una decisión informada.

Establecer PQRS te permitirá aprender más sobre el tipo de respuestas y consideraciones que los pacientes realizarán en cuanto a tu servicio médico, tratamiento, cirugía o terapia.

Aprender sobre el marketing digital y su aplicación en el sector salud para emprender acciones de mercadotecnia, tanto digital como convencional, encaminadas a impactar de forma positiva la promoción de tus servicios médicos.

[1] (Cloud, s.f.)

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica