En la columna pasada comentábamos sobre la meta cuádruple en la salud y su relación con el Health Literacy.

En el 2008 el Dr. Donald Berwick y sus colegas en el Institute for Healthcare Improvement (IHI) desarrollaron la “Meta Triple” como marco para mejorar los servicios de salud en Estados Unidos y otros países. La Triple Meta se centró sobre:

  1. Mejorar la experiencia del paciente, incluyendo la calidad y el servicio.
  2. Mejorar la Salud Poblacional.
  3. Reducir el costo per cápita de los servicios de salud.

Los sistemas de salud estaban buscando mejorar la salud de la población a la vez que necesitaban reducir el costo de los cuidados que se estaba gastando. Para esto, se adoptó la Triple Meta como un marco de principios para reformar el sistema de salud.

Al poco tiempo de su publicación la Triple Meta había sido ampliamente aceptada en los sistemas de salud, tanto públicos como privados en los EEUU.

Pero tratar de combinar estas tres metas despertó varios retos. Está claro que cada una de las metas indicadas son de crítica importancia para tener éxito en la nueva era de cuidados de salud, y también está claro que faltaba un componente: la experiencia satisfacción y compromiso de los profesionales o proveedores de servicios de salud, enfermeros(as), médicos, farmacéuticos, y todos los demás participantes en el cuidado del paciente. Los médicos y otros participantes en la fuerza laboral de servicios de salud estaban experimentando agotamiento, un cansancio completo al tratar de cumplir todas las metas.

El agotamiento profesional puede amenazar o imposibilitar el logro de la Triple Meta, al poner en peligro la experiencia positiva del paciente, así como contribuir a errores médicos. El agotamiento de enfermeros y enfermeras y otros profesionales encargados en todo momento del cuidado del paciente puede contribuir al uso excesivo de recursos y aumentar los costos del cuidado.

Por eso, algunos años después, a finales del año 2014 se publicó en “Annals of Family Medicine” el ensayo intitulado: Del triple al cuádruple objetivo: la atención del paciente requiere la atención del proveedor.

A partir de ese momento comenzó a reconocerse que la Meta Triple debería de ser realmente la Meta Cuádruple para incorporar “Mejorar la satisfacción de los profesionales de la Salud.” Este componente clave que faltaba ha permitido a los líderes de sistemas de salud a considerar en forma más holística la salud de pacientes, profesionales y del sistema de salud mismo, con efectos sobre la salud de las poblaciones.

Y veamos cómo contribuye y es integral el Health Literacy, o la provisión de materiales de salud fáciles de usar y de entender, a cada uno de los puntos de la Meta Cuádruple:

  • Mejorar la experiencia del paciente

Al sentirse empoderado y entender mejor su situación médica, está probado que el paciente tiene una mejor experiencia con el sistema de salud, y aumenta su satisfacción.

  • Mejorar la Salud Poblacional

La alfabetización en salud, si es extendida a toda la población ayuda a las personas a saber cuando deben atenderse, y que cambios de estilo de vida le permitirán controlar o evitar enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión entre otras, y como mejor cuidarse de enfermedades infecciosas.

  • Reducir el costo per cápita de los servicios de salud

Los estudios demuestran que el paciente alfabetizado en salud evita el uso innecesario de recursos médicos, y utiliza lo necesario en una forma más racional, ya que tiene los recurso de health literacy a la mano.

  • Mejorar la satisfacción del profesional en medicina

Tratar con pacientes alfabetizados en salud ayuda a los profesionales a enfocarse en diagnosticar y tratar a los pacientes, en forma cooperativa. Esa cooperación del paciente y la adherencia o cumplimiento con el plan de tratamiento indicado por el profesional médico ayudan a que el médico sea más efectivo, y aligera un poco el peso que carga el profesional médico. Esto puede aumentar el entusiasmo con el cual la fuerza laboral de salud se entrega al trabajo, y aumenta el sentido de logro personal.

El Health Literacy debe aplicarse e integrarse en todos los niveles del sector salud, y será un apoyo para lograr la Meta Cuádruple para el mejoramiento continuo del sistema de salud.

Fuentes y Referencias:

The Quadruple Aim: https://www.acc.org/membership/sections-and-councils/cardiovascular-
management-section/section-updates/2018/04/26/12/07/the-quadruple-aim

From Triple to Quadruple Aim: Care of the Patient Requires Care of the Provider
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4226781/

Russell Bennett es Consultor del Institute for Healthcare Advancement y ejecutivo senior experto en sistemas de aseguradoras de salud.