Sin duda alguna, la segunda ola de COVID19 está azotando a Europa y son muchas las ciudades europeas que están sufriendo importantes aumentos en el número de pacientes atendidos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de sus hospitales, que podrían llegar a sus límites en las próximas semanas, tal y como ha adelantado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tal y como ha expresado Ghebreyesus, “la semana pasada el número de casos reportados en Europa fue tres veces mayor que durante el primer pico en el mes de marzo…Mucha gente, comprensiblemente, está agotada por la perturbación que la pandemia está causando en sus vidas y trabajos”.

“Ahora sabemos mucho más de la enfermedad”

Por su parte, la directora técnica de la OMS, Maria Van Kerkhove, ha afirmado que, pese al aumento de casos y hospitalizaciones en Europa es preocupante, “no estamos en la misma posición que hace seis meses, pues sabemos mucho más de la enfermedad”.

Según Kerkhove, “se ha aumentado la capacidad de diagnóstico, los trabajadores sanitarios están más entrenados y experimentados y hay una concienciación pública de lo que hay que hacer para protegerse, así que hay que unir todo esto para contribuir a controlar la pandemia”

Por el momento, la dexametasona es el único tratamiento que ha probado su eficacia en casos graves de COVID19, algo a tener en cuenta después de que la OMS haya notificado que las cuatro terapias que testaba en los llamados Ensayos de Solidaridad, con miles de pacientes en todo el mundo, han fracasado.

Eso sí, el director general de la OMS ha afirmado que esto “no significa el fin de los Ensayos de Solidaridad, que siguen reclutando a unos 2.000 pacientes cada mes para las pruebas y señaló que en el futuro, podrían probarse otros tratamientos con anticuerpos monoclonales y otros antivirales”.

Preocupa la cocirculación de gripe y COVID19

Ahora, lo que preocupa es la cocirculación de la gripe y la COVID19, ya que esto puede presentar desafíos para los sistemas de salud y las instalaciones sanitarias ya que ambas enfermedades se presentan con muchos síntomas similares.

Tedros ha señalado que “durante el invierno del hemisferio sur de este año, el número de casos de gripe estacional y de muertes fue menos de lo habitual debido a las medidas establecidas para contener la COVID19”, aunque alertó de que “no se puede asumir que lo mismo ocurrirá en la temporada de gripe del hemisferio norte”.

Es por ello por lo que la OMS, entre todas las medidas preventivas, destaca la importancia de las vacunas y recomienda la vacunación contra la gripe para cinco grupos: embarazadas, personas con problemas de salud subyacentes, adultos mayores, profesionales sanitarios y niños.