x

 La Risoterapia como estrategia para la enfermedad

 La Risoterapia como estrategia para la enfermedad

La Risoterapia se ha convertido en una herramienta terapéutica; utilizada por los profesionales de la salud para enfrentar los padecimientos del cuerpo; la mente y el espíritu.

Aunque en muchas ocasiones no es el remedio definitivo para las enfermedades; es considerada por muchos; como una alternativa muy valiosa para alivianar la carga que acompaña cualquier sufrimiento. ¿Quién diría que reír puede llegar a ser uno de las mejores medicinas contra el dolor, la depresión y la ansiedad?  

La Geloterapia o tratamiento médico donde se utiliza la risa, fue dada a conocer por el médico Hunter “Patch” Adams, en los años 70 (Instituto Gesundheit, s.f.). Sin embargo, desde la edad media la presencia de los bufones, llego a ser tan importante, no solo para divertir en los grandes salones, si no también como artífices de la recuperación de algunos personajes de las altas cortes, que con solo reír a carcajadas se sentían mejor de sus dolencias, gracias a las bufonadas.

La risa es la fórmula mágica para conservar la salud

El ser humano empieza a reír alrededor de los 4 meses de edad. Sin embargo, cuando va pasando por las diferentes etapas de la vida y llega a la edad adulta lo hace con menor frecuencia. En el momento cuando más debería de reír, para contrarrestar el deterioro físico, psicológico, emocional y mental de esa época. ¡Pero nunca es tarde!  y los profesionales de la salud han acogido esta técnica como un instrumento valioso que ofrece calidad de vida.

En el libro “Risoterapia: El poder curativo del buen humor y la felicidad” (Robert, 2011), se destacan las propiedades terapéuticas de la risa para la salud  y  el poder  curativo que ejerce en el cerebro  de los individuos. Gracias, en gran medida, a la segregación de endorfinas, adrenalina, dopamina y serotonina en la corteza cerebral, que relaja el cuerpo y mantiene altos los niveles de tranquilidad y bienestar.

La medicina moderna utiliza la Risoterapia como un complemento a las terapias tradicionales, apuntando a disminuir los niveles de estrés, fortalecer el sistema inmune y disminuir los niveles de angustia y tristeza, que pueden llegar a ser causantes de problemas cardiovasculares y neuronales, en los individuos de cualquier edad.

A través de los años, se han desarrollado muchos estudios tratando de mostrar los benéficos a nivel somático y emocional que ejerce la risa. Destacando que cuando una persona ríe a carcajadas en forma genuina, aumenta el nivel de anticuerpos en la sangre, cumpliendo una función anestésica, calmante y preventiva, de algunas dolencias.

La risoterapia

Los individuos que ríen a risotadas en forma natural 2 o 3 veces al día, se toman la vida en una forma más sosegada, logrando un equilibrio mental y físico, que les otorga mayor posibilidad de alejarse de las enfermedades. Por eso, los terapeutas estructuran planes de acción que incluyen juegos, baile, respiración consciente y actividades de expresión corporal, como tácticas que lleven a reír espontáneamente.

La Risoterapia apacigua la mente, dándole la oportunidad al cuerpo de aliviar el dolor, reducir el estrés y combatir la timidez. Pero también, clínicamente hablando, despeja la nariz y los oídos, limpia los ojos y previene contracturas, ya que relaja los músculos.  Además, contribuye a que los medicamentos farmacéuticos tengan mayor efecto en el organismo. Entonces,¿ qué esperas para reír a carcajadas y hacer reír a tus pacientes en la consulta?

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD