Por mucho el 2020 ha sido uno de los años más complicados de la era moderna. La mayoría de la población nunca se había enfrentado a una emergencia sanitaria de las magnitudes de la pandemia que permanece activa. De hecho, desde la Segunda Guerra Mundial no se había tenido que interrumpir la educación de millones de niños en el mundo. Pero aunque ya han comenzado las campañas de vacunación en algunas naciones no se puede pensar que el problema esté resuelto.

Ya se han dado importantes pasos para enfrentar la situación actual pero todavía falta mucho por hacer. Además se debe hacer énfasis en que la Covid-19 no es la única enfermedad que afecta al mundo y genera miles de muertes a diario. Existen otros malestares que llevan más tiempo presentes y ahora reciben menos atención aunque su peligrosidad no haya disminuido.

Objetivos de la OMS para 2021

De esta forma, la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó una lista con sus diez prioridades para el recién iniciado 2021. La mayoría están relacionadas entre sí y la mejor forma de combatirlas es mediante el trabajo colectivo. La unión de esfuerzos entre gobiernos es la única manera de garantizar el cumplimiento de las metas. Con esto en mente, te compartimos la lista con las diez prioridades en salud pública.

  • Preparación ante próximas pandemias.
  • Facilitar el acceso a vacunas y pruebas contra la Covid-19.
  • Mejorar la salud mundial.
  • Combatir la inequidad en salud.
  • Proporcionar liderazgo global en ciencia.
  • Revitalizar los esfuerzos para abordar las enfermedades transmisibles.
  • Combatir la resistencia a los medicamentos.
  • Prevenir y tratar enfermedades no transmisibles y enfermedades mentales.
  • Reconstruir mejor.
  • Actuar en solidaridad.

Como se puede apreciar, muchos de los puntos tienen relación directa con esta nueva cepa de coronavirus. En especial se menciona una repartición justa de vacunas entre todos los países, en especial los más desfavorecidos. Por su situación económica son los que enfrentan más problemas para su adquisición y eso deriva en una crisis más prolongada.

De igual forma, la propia OMS ha sido clara al declarar que es bastante probable que se presenten otras pandemia a futuro. Por lo mismo es necesario establecer planes de acción desde ahora para poder enfrentar los problemas de la mejor manera posible. El objetivo es no repetir los mismos errores que muchos países han cometido con la Covid-19.

Mientras que dentro de otro tipo de problemas de salud que no se pueden descuidar se encuentran las enfermedades transmisibles, las no transmisibles y las mentales. Todas ellas provocan millones de muertes cada año y muchos casos se pueden prevenir.

En tanto que al igual que en años anteriores, la resistencia a los medicamentos es otro de los propósitos de la Organización. De no emprender acciones inmediatas se corre el riesgo de que para el 2050 se convierta en la primera causa de muerte a nivel mundial, inclusive por encima de la diabetes e hipertensión.