En los últimos meses, las aplicaciones enfocadas a los temas de salud han causado mucho revuelo; cuando la tecnología se volvió trascendental en nuestras vidas, las video-llamadas, video-consultas o aplicaciones de monitoreo para atención en casa, se volvieron parte de nuestra nueva realidad.

De acuerdo con datos de IQVIA Institute, actualmente, existen en las diferentes tiendas de aplicaciones, más de 318,000 relativas a la salud que ayudan a los usuarios, tanto a medir como a acceder a datos de monitoreo.

En la gráfica, podemos apreciar las diversas fuentes de salud digital, así como los conocimientos y aplicaciones que las acompañan, todas de interés para las empresas farmacéuticas.

Las compañías farmacéuticas están realizando un cambio trascendental, ahora no sólo brindan apps con valores agregados, sino opciones innovadoras y relevantes que incluyen la participación de los pacientes en el manejo, control y monitoreo de la enfermedad.

Estas aplicaciones digitales, desempeñan un rol prioritario al mejorar la calidad de vida, al brindar información, a pacientes, pagadores, médicos, familiares e inclusive a la industria farmacéutica.

Los pagadores promueven el uso de aplicaciones de salud digital, ya que éstas aportan beneficios a los pacientes. Por ejemplo, las consultas virtuales han reducido su costo hasta 40% menos, en la atención primaria 20% menos, en la urgente.

Es evidente, que la salud digital del paciente fomenta la transición de un modelo de pago por servicio, a otro, que aporta una variedad de datos sobre la calidad del proceso, cuyos resultados pueden ser recopilados y analizados rápidamente.

En esta misma línea, profesionales de la salud reconocen, como una gran oportunidad, el monitoreo remoto de sus pacientes, ya que los diferentes dispositivos digitales, les ofrecen la opción de conectarse y atenderlos manera continua.

Uno de los grandes beneficios en la implementación de soluciones digitales, es la obtención de conocimientos, a partir de la conectividad de datos. Mediante el uso de metodologías RWE (Real World Evidence), ya que podemos garantizar que los datos de salud digital producen evidencia confiable e imparcial, y que la podemos implementar, en la forma de brindar atención a los pacientes.

Además de los datos que generan estas apps para mejorar el control de enfermedades, también pueden ayudar a la industria farmacéutica a diseñar una estrategia de salud digital exitosa. Hoy, pagadores, pacientes, médicos e industria farmacéutica están listos para implementar esta tecnología.

Fuentes:

1. 1,3,8 “The Growing Value of Digital Health: Evidence and Impact on Human Health and the Healthcare System,” IQVIA Institute, November, 2017. 2 Rock Health Funding Database; only includes U.S. deals greater than $2 million, through December 2016
2. “Enhancing Benefit-Risk Assessment in Regulatory Decision-Making,” FDA website accessed at https://www.fda.gov/ForIndustry/
3. UserFees/PrescriptionDrugUserFee/ucm326192.htm 5 Digital Health, FDA website accessed at https://www.fda.gov/medicaldevices/digitalhealth/ 6 Viswanathan M, Golin CE, Jones CD, Ashok M, Blalock SJ, Wines RC, Coker-Schwimmer EJ, Rosen DL, Sista P, LohrKN, “Interventions
4. to improve adherence to self-administered medications for chronic diseases in the United States: a systematic review,” Ann Intern
5. Med. 2012 Dec 4;157(11):785-95 7 Brody, Jane E., “The Cost of Not Taking Your Medicine,” New York Times, April 17, 2017

Alejandro Zayas es Licenciado en Mercadotecnia con más de 15 años dentro de la industria farmacéutica, Pharma, CHC, Ot’x y Medical Devices.