x

Las tres cualidades del médico que aumentan la confianza del paciente

Los médicos no son robots. No solo están ahí para entregar pronósticos de manera insensible o realizar cirugías complejas mecánicamente. Necesitan corazón para ganarse la confianza del paciente.

Los médicos no son robots. No solo están ahí para entregar pronósticos de manera insensible o realizar cirugías complejas mecánicamente. Necesitan corazón. Los pacientes responden mejor a un médico que es empático con sus necesidades. Por lo tanto, a continuación te mostramos las tres cualidades del médico que aumentan la confianza del paciente.

En lo que se refiere a la comunicación clínica estos son los aspectos más importantes

Según un studio sobre Bulos en Salud entre Pacientes, realizado por Doctoralia, en colaboración con Pacientes SEMERGEN con más de 800 pacientes de toda España, 6 de cada 10 encuestados afirmaron no haber recibido ninguna advertencia por parte de su especialista acerca del peligro de las noticias falsas de salud. Mientras que el 83% señala que, en su última visita, su médico no le recomendó ningún recurso para consultar información fiable en Internet.

En lo que se refiere a la comunicación clínica, los pacientes destacan que confían más en su médico si:

  1. Éste les mira a los ojos (38%).
  2. Escucha (31%).
  3. Participa de forma activa a través de preguntas (25%).

Por otra parte, el servicio de recepción de consulta es un factor para tener muy en cuenta en la comunicación y la satisfacción de los pacientes: para el 67% de los encuestados, este servicio tiene relevancia en la impresión que puedan tener sobre su profesional sanitario.

¿Qué otras cualidades del médico aumentan la confianza del paciente?

Fuerte ética de trabajo          

Tener una fuerte ética de trabajo significa que dedicas el 100 % de ti mismo a tu trabajo todos los días, independientemente de lo cansado que estés o de lo que esté pasando en tu vida personal. Si bien esta cualidad te ayudará a tener éxito en cualquier campo, es especialmente esencial para la práctica de la medicina. Cada día trae un nuevo desafío. Incluso si no sabes cuáles serán esos desafíos, tendrás que estar preparado para enfrentarlos.

La preparación requiere mucho tiempo, pero debe esforzarte si quiere tener éxito.

Profesionalismo

El simple hecho de ponerte una bata blanca no generará el respeto de tus pacientes; debe ganarse. Como en todos los encuentros, las primeras impresiones son primordiales. Si no prestas atención, eres impaciente o estás descuidado, el paciente se sentirá insatisfecho y descuidado y lo más probable es que busque la atención de otro médico.

Confianza

Debido a que un médico exitoso tiene un gran conocimiento, él o ella debe reforzar eso con confianza. Los pacientes quieren confiar en sus médicos como cuidadores, pero la falta de seguridad en sí mismos comunica incertidumbre. Un médico con una confianza fuerte y saludable será escuchado y respetado tanto por los pacientes como por sus colegas. Incluso si te sientes inseguro acerca de algo, no dejes que tu paciente lo vea.

En su lugar, consulta otros recursos, especialistas, estudios de casos, etc. para brindarle el tratamiento más informado.

Humildad

La humildad y la confianza funcionan como un par complementario. Con tus pacientes y colegas, debes ser accesible y disponible. Esto significa que, a pesar de las limitaciones de tiempo y la programación excesiva, tu paciente nunca se debe sentir apurado. Escucha todo lo que él o ella tiene que decir sin expresar el diagnóstico de forma preventiva.

También debes estar dispuesto a admitir cuando no estás seguro acerca de algo y especialmente dispuesto a hacer preguntas. Un médico es un aprendiz de por vida y estas situaciones deberían fortalecer tu resolución.

Pasión

Por último, los candidatos prometedores de la escuela de medicina no quieren convertirse en médicos por el salario. Se postulan porque les apasiona el estudio y la práctica de la medicina. Su pasión los hace disciplinados y dispuestos a sacrificar otras oportunidades para mejorar su carrera. Si te dedicas a mejorar la vida de los demás y puedes pasar largas noches revisando las historias clínicas de tus pacientes, entonces ha solicitado la profesión adecuada.

Notas relacionadas:

En una escala del 1 al 10: Condiciones médicas más dolorosas

¿Cómo saber si elegiste un buen médico? 6 signos a observar

5 libros que todo residente médico debe leer ¿cuál recomiendas?

 

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD