“Leche de luna”, los nuevos antibióticos de las cuevas siberianas

274

Científicos del Instituto de Investigación de Biología de la Universidad Estatal de Irkutsk en Rusia descubrieron una sustancia no identificada en la cueva Bolshaia Oreshnaia ubicada a 130 km de la ciudad siberiana de Krasnoyarsk, la cual contiene bacterias capaces de producir antibióticos. Hasta ahora, 100 de los 120 compuestos detectados no habían sido vistos antes.

Los investigadores siberianos buscaban antibióticos naturales desde 2013, de modo que se interesaron por lo que crecía en las paredes de la cueva e iniciaron pruebas que les permitieron identificaron varias cepas activas a través de la obtención de muestras de la que denominaron “leche de Luna”, las cuales estrajeron de distintas cuevas.

Maxim Timoféiev, director del Instituto de Biología, ha explicado que las cuevas conservadas sin iluminación a 2-4ºC proporcionan un medio donde sobreviven organismos únicos que se adaptan a condiciones de total aislamiento del mundo exterior.

A decir del equipo de investigadores, algunos elementos extraídos de la “leche de Luna” serían efectivos contra candidiasis y e.coli, pero se requieren largas investigaciones para evitar los efectos tóxicos del compuesto en su conjunto en el ser humano, por ello, estiman que tardarán entre 10 y 12 años en patentarse como medicamentos pues, además de ser proceso costoso, la regulación para crear productos farmacéuticos es muy estricta.

Imagen: Bigstock